champions league: SEVILLA - dinamo de zagreb · zina mixta

Una alegría contenida

  • Los sevillistas celebran la goleada con la vista puesta en la Juventus.

Satisfacción y orgullo. Eso sintieron los jugadores del Sevilla tras escuchar el pitido final, entusiasmados no sólo por haber conseguido una importante victoria, sino también por la goleada que la acompañó, con la que disfrutaron sus artífices y, cómo no, el público del Sánchez-Pizjuán.

Uno de los más contentos, por la victoria y por haber contribuido con un gol al flamante 4-0 final, fue Escudero. "Creo que hicimos un partido bastante completo y tenemos que estar contentos por ello, porque se demuestra que el equipo sigue creciendo. Nos hacía falta una victoria así", comentó el defensa sevillista.

La sonrisa de Escudero se amplió aún más al hablar de su faceta anotadora, si bien prefirió destacar el buen hacer de todo el plantel: "Es el primer gol que marco esta temporada, sí, pero lo importante es que todos jugamos muy bien y que yo también pude ayudar al equipo".

El único pero de la noche fue ese empate que arañó el Lyon en casa de la Juventus. Pero Escudero no quiso recrearse en ello: "Si hubiese ganado la Juventus sería una noticia mejor para nosotros, pero tenemos que seguir luchando hasta el final sin pensar en lo que hagan los demás".

Otro que también sonrió lo suyo fue Vietto, autor del tanto con el que el Sevilla abrió el marcador. "Siempre trato de aportar cosas al equipo, ya sean goles o asistencias y espero seguir así", declaró el argentino. "Ahora estamos más cerca de la clasificación, pero tenemos que seguir haciendo nuestro trabajo porque la Champions es muy difícil y nadie te regala nada", añadió el delantero.

En ello coincidió con otro de los goleadores de la noche, Nzonzi: "Todos los partidos de Champions son muy difíciles, por eso hay que jugar bien, defender bien y estar siempre muy concentrados". En cualquier caso, el francés destacó que la victoria cosechada ante el Dinamo de Zagreb "es un paso de gigante" en la aspiración del Sevilla de alcanzar los octavos de final del torneo continental, si bien "quedan dos partidos muy importantes y aún no hay nada seguro".

Sabedores como son los jugadores sevillistas de cuáles son las tareas que deberán completar en las próximas semanas, la cita en casa contra la Juventus del próximo 22 de noviembre está marcada en rojo en sus calendarios. Así lo recordó Nzonzi: "En nuestro campo sabemos que somos difíciles de vencer y con esa idea tenemos que jugar contra la Juve".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios