Valencia Básket-Coosur Real Betis | La previa Asaltar la Fonteta, misión para creyentes

  • El Coosur Betis busca sorprender al equipo más en forma de la Liga Endesa, que acumula once triunfos consecutivos

  • Niang vuelve a la convocatoria de Plaza más de un mes y medios después

  • Plaza espera que su equipo salga "sin miedo" ante el Valencia

Mike Torres trata de avanzar ante la defensa de Pablo Almazán. Mike Torres trata de avanzar ante la defensa de Pablo Almazán.

Mike Torres trata de avanzar ante la defensa de Pablo Almazán. / Betis Baloncesto

Hace dos semanas ya que el Coosur Betis se impuso al Unicaja en un gran partido en San Pablo y ahora regresa a la competición para afrontar otra dura prueba con el reto de confirmar la progresión mostrada asaltando la Fonteta, una misión para creyentes, o evidenciar que falta trabajo por delante y piezas para redondear una plantilla que sigue coja más de tres semanas después de la salida de Obi.

Vuelve el conjunto verdiblanco a la Liga Endesa tras su jornada de descanso y después del choque afrontará dos semanas más de parón por la disputa de la Copa del Rey y las ventanas FIBA, que le impedirá trabajar con normalidad por las convocatorias de con sus selecciones de Ouattara (Francia), Borg (Suecia), Ndoye (Nigeria), Mike Torres (República Dominicana) y Randle (Ucrania). Sin embargo, la única preocupación ahora de Joan Plaza es el Valencia Básket, el equipo más en forma de la ACB. Los de Jaume Ponsarnau encadenan ya once victorias seguidas y buscan la duodécima en la competición para igualar su mejor racha histórica. Además, el cuadro taronja afronta este encuentro tras la inyección de moral y la acumulación de cansancio que supuso ganar el pasado jueves al poderoso CSKA de Moscú en la Euroliga en la segunda prórroga por 105-103.

No es mal momento, por tanto, para que los béticos sorprendan al asalto de la Fonteta, donde no estarán en los locales Fernando San Emeterio, positivo en Covid-19, Joan Sastre, por una lesión muscular, ni en principio Guillem Vives, por una lumbalgia que ya le impidió jugar el pasado domingo en Málaga ni en el último envite ante los rusos. La baja de tres de sus cupos de formación determinará la convocatoria de los levantinos, ya que Ponsarnau sólo cuenta con Pradilla y el vinculado del filial Josep Puerto. La pasada semana en el Carpena, aún con San Emeterio activo, el descartado (con 11 jugadores son necesarios tres cupos de formación y con 12, cuatro), fue Derrick Williams, quien, con problemas en la rodilla reapareció contra el CSKA.

El conjunto valenciano afrontará el encuentro mirando de reojo al duelo de cuartos de final de la Copa del Rey que debe disputar el próximo jueves ante el Real Madrid, lo que hace poco probable que Ponsarnau fuerce a Vives o al ex cajista Sastre.

Independientemente de lo que decida Ponsarnau y las bajas, el Valencia Básket, tal y como señaló Plaza en la previa, cuenta con una amplia plantilla de calidad y bien compensada. Todo dependerá de un Betis que en el último choque pareció entender que los partidos se ganan desde la defensa. Especialmente un equipo sin la regularidad del conjunto sevillano, sin un referente claro, que dependa de la inspiración individual de Feldeine, que los bases surtan de balones a Ndoye o que los exteriores tengan el día desde el perímetro.

En Valencia estará Niang, de vuelta a una convocatoria un mes y medio después, de manera que el técnico dispondrá de tres pívots para tratar de frenar a Dubljevic y Tobey, dos cincos a los que no podrán dar concesiones por su capacidad para anotar desde fuera. Pero más que la capacidad de los interiores locales, la puesta en escena del Betis puede marcar el choque: competitivo como ante el Unicaja o con los brazos caídos de inicio como frente al Baskonia.

Niang regresa a la convocatoria de Plaza y Ponsarnau, con bajas, debe hacer descartes

Contener la presumible intensa salida del Valencia será clave para un conjunto aún débil mentalmente, si bien va demostrando que mejora en ese sentido como cuando llegó a remontar casi una veintena de puntos de desventaja ante el Burgos o la forma en la que afrontó los minutos finales del ajustado partido frente al Unicaja. En ello ha influido la mejora de Campbell en la dirección desde que Randle lo aprieta, el conocimiento de Feldeine del juego, pues parece que ha entendido que hace más daño dando cuando da pasos hacia delante para penetrar que cuando los da hacia detrás para lanzar desde ocho o nueve metros.

Ouattara lo pasará mal ante Kalinic, al que Pablo Almazán ya supo frenar en el duelo de ida, si bien el balcánico va de menos a más en la temporada. Ofensivamente el Valencia se apoyará en él y en sus tiradores, que promedian esta campaña un 40,5% de acierto desde el triple, por lo que el Betis deberá estar atento en esa primera línea de presión y evitar que la batería de exteriores taronja encuentre a jugadores liberados, letales como Prepelic, Hermannsson, Marinkovic o Van Rossom. Pero no sólo ellos. Todos tiran en este equipo (ante el CSKA nueve de los 10 jugadores que saltaron al parqué lanzaron desde más allá de los 6,75 metros), así que la defensa verdiblanca será determinante ante un rival con un gran poder anotador.

Asaltar la Fonteta sería un impulso extra en la lucha por amarrar la permanencia y cargaría de moral al grupo, que volverá a parar dos semanas antes de recibir el 28 de febrero al Casademont Zaragoza en un partido clave de 'su' liga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios