Coosur Real Betis Joan Plaza: "No podemos jugar a día de hoy a tantos puntos"

  • El técnico incide en que su equipo "no tiene 100 puntos" y jugar a ese ritmo lo "perjudica", cara al duelo con el Zaragoza

  • Spires tiene para dos meses y fichar dependerá "de lo que decida el club", aunque Niang puede quedarse fuera y entrar otro canterano en la lista

Joan Plaza da instrucciones en un entrennamiento. Joan Plaza da instrucciones en un entrennamiento.

Joan Plaza da instrucciones en un entrennamiento. / Betis Baloncesto

Joan Plaza compareció en este 31 de diciembre, a pesar de que el Coosur Betis juega el 2 de enero en la capital aragonesa, para hablar sobre el primer partido del año ante el Casademont Zaragoza, explicando que plantear de nuevo un partido a muchos puntos sería "una equivocación" y que Spires, que está siendo intervenido esta misma mañana de la lesión que se produjo en Málaga, estando al menos dos meses alejado de las pistas.

"Es evidente que no podemos jugar a día de hoy a tantos puntos. Nuestra defensa fue eficiente contra un equipo con jugadores con mucha verticalidad y se hizo difícil pararlo, pero pudimos igualar su nivel de efectividad, aunque no es algo que a día de hoy podamos hacer de forma constante. Debemos ser más sólidos en el rebote defensivo y en el uno contra uno", explicó Plaza, quien cuestionado sobre la posibilidad de fichar ante la lesión de Spires sólo dijo que eso es algo "que tendrá que decidir el club". Si matizó que la baja del ala-pívot será larga y que obligará a hacer ajustes constantes en el equipo: "Spires es cupo de formación y eso nos obligará a hacer sacrificios. No es el mejor de los escenarios, sobre todo teniendo en cuenta que serán dos meses de baja". "Lo están operando en estos momentos. Había un tratamiento conservador y otro menos conservador, pero optamos por el menos conservador, porque el otro habría impedido que volviera a las canchas antes del final de temporada. Se estima una baja de dos meses y lo importante es que se recupere bien. Mientras salvaremos la situación a medida se vaya dando", añadió.

No especificó el técnico si Niang entrará de nuevo en la convocatoria, ya que "está en una fase de recuperación por unas molestias" todavía y lleva un par de semanas trabajando al margen con los servicios médicos de la entidad.

"Si tenemos opción de poner el pie en el cuello y rematar el partido no podemos regalarlo como el otro día"

Sobre el rival explicó: "Hemos de tener armas para competir con cualquier equipo. Zaragoza es un conjunto muy vertical con una media muy alta de puntos. Es el equipo con el ritmo más alto de toda la competición y eso contrae riesgos para los que si no estás acostumbrados debemos adaptarnos en pocas horas". Ante esa situación de haber jugado el martes cuando el rival lleva si jugar desde el pasado domingo, apuntó: "Todo gira en torno a una cuestión mental. Hemos de ser capaces de ir cuarto a cuarto. Ellos quizás estén más frescos, así que será un tema de estrategia, como en una partida de ajedrez".

"El Casademont Zaragoza es un equipo que juega con mucha velocidad y que tiene jugadores muy físicos, duros y grandes. Tiene piezas muy polivalentes que pueden jugar de tres y cuatro como Barreiro, que ha crecido mucho en los últimos años. Pero estos mismo jugadores capaces de jugar en el poste bajo también pueden anotar por fuera. Será un partido francamente complicado", añadió Plaza, para quien "a base de sembrar hay cosas que florecen, aunque unas tardan más que otras", al respecto de la mejor del grupo. "No es momento de pensar que hayamos consolidad nada. El hecho de hacer en un partido más de 100 puntos no quiere decir que tengamos una eficacia como tal. Hemos de lograr ser estables detrás y luego, en ataque, aprovechar lo que nos genere nuestra defensa. Pero no pensar que podemos jugar a 100 punto cada día, porque entonces nos equivocaremos de lleno", incidió el catalán, para quien "el margen de mejora es muy amplio aún". "Sólo llevamos tres semanas trabajando. Los automatismos van apareciendo poco a poco. Hemos podido acelerar cosas, pero hasta el cabo de un mes no se ve el trabajo realizado".

Y a los nuevos aún les queda más. "En ellos queda un margen de mejora infinito. Es como pedirle a un jugador ponerse a jugar tras una pretemporada de dos semanas. Ellos están poniendo en riesgo su físico y su capacidad por ayudarnos, pero ambos no  están siquiera al 20% de su capacidad. Sabían de la importancia de estos partidos y han ayudado, pero hemos de ser conscientes, a efectos de victorias, que ellos no están en disposición de mostrar su mejor versión", afirmó.

El discurso no cambia y pese al triunfo en Málaga todo el mundo sabe que queda mucho por delante. "En mi cara los jugadores ven que alegrías, pocas. No soy la alegría de la huerta. Espero serlo en mayo, pero no ahora. Cuando estemos tres o cuatro partidos por encima del descenso ya pensaré que hemos sido capaces de revertir la situación, hasta entonces no hemos hecho nada". "Hemos aprender del choque ante el Unicaja. Sobre todo entender que no se puede regalar el partido en dos minutos. No es fácil ganar fuera de casa, menos cuando llevas una mochila de ansiedad y miedo, pero hemos de ir liberándonos. Si tenemos opción de poner el pie en el cuello y rematar el partido no podemos regalarlo como el otro día. A partir de aquí debemos ser conscientes de nuestras limitaciones, porque no tenemos 100 puntos cada noche y jugar a ese ritmo nos perjudica".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios