Coosur Real Betis-Valencia Básket | La crónica Un gran espaldarazo para crecer y creer (95-85)

  • Un gran Betis vence con autoridad a todo un Valencia de Euroliga con una lección de juego colectivo y con el paso adelante reclamado por Curro Segura

  • Feldeine explotó en ataque y los pívots fueron claves al final dominando la pintura

Feldeine trata de taponar a Labeyrie. Feldeine trata de taponar a Labeyrie.

Feldeine trata de taponar a Labeyrie. / maría ángeles Rodríguez (ACB Photo)

Un gran triunfo de equipo. Una victoria merecidísima con la que despegar en un partido para enmarcar del Coosur Betis de Curro Segura, superior en todo momento a un conjunto de Euroliga como el Valencia Básket (95-85), en el que Feldeine apareció por fin, los pívots se impusieron y todos los jugadores fueron protagonistas.

Rotaciones más cortas (no jugaron ni Spires ni Mike Torres, ni el canterano Magassa) y en pista los actores principales. En cancha el que mejor estaba en cada momento, ya fuera Pablo Almazán dando una lección de carácter ante Kalinic, Borg en la ayuda para subir la pelota ante la presión en el saque del rival o un Obi que fue de menos a más en un encuentro en el que el Betis se pareció más a lo que todos quieren. Un equipo efectivo en ataque y correoso en defensa, peleón y que supo manejar los nervios en un final en el que el intercambio de golpes no parecía el mejor camino.

Menos aún cuando Niang, un titán en la pintura, se tuvo que ir al banquillo con el ojo ensangrentado por un manotazo de Labeyrie al final del tercer acto. Fue la única forma de pararlo. Entraban los verdiblancos en los últimos 10 minutos con 65-60 y Ndoye cogió el testigo de su compañero en el juego interior para contestar bajo el aro las canastas del Valencia. Esperaban los de Ponsarnau que al cuadro sevillano se le bajaran las persianas en ataque (ni mucho menos, pues los locales se fueron a los 30 puntos en este parcial), pero Obi con dos triples mantuvo por delante a los suyos (77-72). Después, un 3+1 estratosférico de Feldeine puso la puntilla y el +10 para los béticos, que supieron manejar la renta hasta el final para firmar su primer triunfo, un gran triunfo, en esta Liga Endesa.

Y es que Feldeine por fin fue el Feldeine que Juanma Rodríguez fichó y Curro Segura esperaba. Triples, penetraciones y liderazgo (18 puntos en el primer tiempo) para mantener al cuadro verdiblanco siempre por delante en la primera parte, pese a la escasa aportación de los pívots hasta entonces. Niang al menos se mostró activo en defensa, todo lo contrario que un Ndoye que parecía no enterarse aún de que la liga ha empezado con un nivel por debajo de lo esperado. Lo mejor de ambos estaba por venir.

Con él en pista el Valencia capturó tres rebotes en ataque en apenas los primeros dos minutos y medio, aunque por suerte para los locales de las capturas no sacaron nada positivo los taronja, fallones desde el triple (6/26).

Pedía el técnico bético un paso adelante de los suyos para paliar la baja de Ouattara y no faltaron soldados para ir a la guerra. El primero Pablo Almazán, valiente a la hora de encarar a Kalinic y activo en defensa con las piernas rápidas para llegar siempre a la ayuda. Y se unió Borg a su lucha para cerrar el primer cuarto con un triple sobre la bocina que ponía el 23-18.

Labeyrie apareció para hacer sangre por dentro. No fallaba nada el francés , pese a que Niang redoblaba esfuerzos y las ayudas. Pero en el otro aro mantenía el pulso Feldeine, apoyado por Harrow y Campbell para llegar a la segunda parte manteniendo esos cinco puntos de renta (47-72).

Kalinic, inédito hasta entonces, aprovechó la débil defensa de Obi para anotar cinco puntos seguidos y Derrick Williams con un gran mate empató el choque 56-56 cortando el tirón local desde el 51-42. Pero nunca se puso por delante el cuadro taronja, incapaz de frenar a los verdiblancos, que encontraron en sus interiores (seis puntos entre los dos en el primer tiempo y 17 en el segundo) el apoyo perfecto al juego exterior, además de dominar la lucha en el rebote. Una captura de Niang con 86-81 le permitió poner el 88-81 a falta de 43 segundos y cerrar un partido que debe servir al Coosur Betis para crecer y creer que su trabajo va por el buen camino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios