Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coosur Real Betis

Una plantilla a la espera de noticias

  • Todos los jugadores del Betis permanecen en Sevilla, con las incógnitas sobre si la liga se reanudará y el futuro

  • La Liga Endesa está suspendida hasta el 24 de abril, pero parece complicado que la competición se reanude

  • Sólo Niang tendría contrato en vigor para la 2020-21, aunque el club tiene opciones de renovación sobre varios jugadores 

Curro Segura observa a sus jugadores durante un entrenamiento. Curro Segura observa a sus jugadores durante un entrenamiento.

Curro Segura observa a sus jugadores durante un entrenamiento. / Juan Carlos Muñoz

Sin noticias hasta el 24 de abril. A la espera de lo que decida la ACB en esa fecha, la plantilla del Coosur Real Betis espera en Sevilla (a excepción de Albert Olivert, que está en Las Palmas, y Pablo Almazán, en Granada) cumpliendo con el confinamiento y ejercitándose en sus casas.

Pero el panorama no mejora y cada vez es más posible que la Liga Endesa se suspenda, con varios clubes anunciando ERTEs y dando opciones a sus jugadores para abandonar España para irse a sus países de origen. Sólo la cancelación de los preolímpicos da opciones a que pueda reanudarse el campeonato, del que quedan aún 11 jornadas y los play off. Sin embargo, muchos son pesimistas sobre esta posibilidad y ya empiezan a pensar en la próxima temporada.

En el caso del Betis, sólo Niang tiene contrato en vigor, pues firmó hasta 2021 con una opción del club de renovarlo un año más. Hay otro grupo de jugadores que, pese a ser anunciados de forma oficial por la entidad sevillana que su vinculación era por dos campañas, en realidad es un 1+1, unos con opción unilateral del club de renovarlos, como es el caso de Sipahi, y otros con posibilidad de corte por parte de los propios protagonistas, como Slaughter. En este caso de los que podrían prorrogar sus contratos entraría también la variable de la fiscalidad a la que deban acoger y si cambia, por ejemplo, su condición de residente en España en el caso de extranjeros como Whittington, Conger o incluso Obi, cortado el pasado verano, pese a tener una opción el Betis de ampliar su vinculación automáticamente con el ascenso. Firmó un 1+1.

Curro Segura tendría firmada la renovación con la permanencia del equipo en la ACB

Junto al ala-pívot de la plantilla del ascenso siguieron Borg y Pablo Almazán (además de Malmanis, cedido en el UCAM). Se perdió el pasado verano la oportunidad de atarlos con un contrato más amplio y acabarían su vinculación el 30 de junio. Ambos, con un alto rendimiento, son piezas importantes en la plantilla y tras su paso por la LEB Oro la afición ya se identifica con ellos. Oliver, Nacho Martín e Izundu firmaron sólo por un curso, mientras que los fichajes como Green y Jerome Jordan también se comprometieron únicamente hasta el final del presente ejercicio.

El caso del técnico, Curro Segura, es distinto. Con la vuelta a la ACB se ganó la renovación automática, algo que repetiría de nuevo con la permanencia. En caso de que la competición no se reanudara el Betis, en cualquier escenario, seguiría en la máxima categoría por méritos propios, ya que tanto al final de la primera vuelta como cuando se paró la liga en la jornada 23, estaba fuera de los puestos de descenso ganándose el granadino su continuidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios