Sevilla FC | Fichajes

Un broche de lujo para Machín

  • l Castro y Caparrós trabajan para fichar a un delantero mediático que dispare la ilusión de la afición, aparte de un central l El club aparca ahora el asunto de Sarabia

José Castro y Joaquín Caparrós flanquean a Gonalons en la presentación del francés. José Castro y Joaquín Caparrós flanquean a Gonalons en la presentación del francés.

José Castro y Joaquín Caparrós flanquean a Gonalons en la presentación del francés. / Antonio Pizarro (Sevilla)

La presentación de Maxime Gonalons, el octavo refuerzo del Sevilla 2018-19, tuvo un aire menos pesado que las de otros recientes fichajes del Sevilla. El 1-4 del pasado domingo en Vallecas ha inyectado una apreciable dosis de confianza en el proyecto deportivo que abanderan Joaquín Caparrós en los despachos y Pablo Machín en el vestuario. De ahí las sonrisas del presidente, José Castro, y del propio Caparrós.

“Es Goñalons, no Gonalons, me lo ha dicho él...”, empezó Castro el acto de presentación del internacional francés como reflejo de ese ambiente más distendido.

Caparrós dejó atrás el semblante grave de otras ocasiones e incluso soltó una de sus características frases hiperbólicas, que atienden más al corazón que a la razón y que hay que interpretar en su justa medida: “La plantilla está bastante equilibrada, tenemos la mejor plantilla de la categoría y el mejor cuerpo técnico de la categoría, todavía falta algo, pero estamos muy contentos”.

Ese “todavía falta algo” contiene dos objetivos bajo consejo de Pablo Machín: un central y un atacante. En ello trabaja la secretaría técnica para rematar la faena antes del cierre de mercado el próximo 31 de agosto. Se le cuestionó a Castro si para ese puesto en la delantera el club está dispuesto a ir más allá, hacer un esfuerzo y cerrar una operación de campanillas, de las que ilusiona realmente a la hinchada. “Es verdad que durante los últimos días de mercado siempre salen opciones, y tenemos esa ventaja que no tienen otros para poderla hacer si llega ese momento, tenemos ese espacio económico como se dice ahora en la Liga”.

Un as se guarda bajo la manga el rector sevillista para atender ese deseo del sevillismo de que arribe uno de esos fichajes mediáticos que disparen la ilusión, al estilo de Nasri hace un par de temporadas. El tiempo no juega a favor del Sevilla. Apenas diez días quedan para que la ventana del mercado estival eche el cierre. Pero al respecto, Castro enfatizó ayer que “aunque entiendo que haya ansiedad en la afición y los medios, los tiempos lo marcamos nosotros”. Algo en camino, pues, hay.

En ese sentido, no se inquietó Castro por ese otro frente paralelo que tanto ruido está provocando en las redes sociales, el bloqueo actual en las negociaciones por Sarabia: “Estamos hablando, él quiere quedarse y queremos que se quede. Ahora es momento de tranquilidad, dejarlo tranquilo y que siga metido en jugar bien y en meter muchos goles”. Caparrós añadió que “va todo muy bien encaminado por ambas partes”.

Caparrós admite que la afición presione y exija: “Tiene exigencia de equipo grande, es normal que quiera ver que el equipo va creciendo, pero he de decirles que los que están son los que hemos querido tener. Y son ocho futbolistas nuevos, ya podríamos jugar un partido sólo con esos ocho...”.

Al director deportivo se le preguntó si el partidazo de Andre Silva ante el Rayo varía los planes previstos: “No podemos estar en función de si uno mete un gol o no, tenemos una planificación. La delantera la tenemos, Andre ha peleado por venir aquí, tenía equipos importantes de Champions. Le habían hablado del Sevilla y Carlos (Marchena) y Paco (Gallardo) le transmitieron cómo era el Sevilla y eso es para valorar”. Está en su papel Caparrós de valorar lo que ya tiene: “Ben Yedder es un futbolista que está en la lista de Francia, de la campeona del mundo, y son palabras mayores”. Aunque no cierra la puerta a ese caramelo final: “El mercado dirá lo que podemos hacer. Quedan días y nos estamos encontrando que el Sevilla es un club apetecible para la mayoría de los jugadores”.

Las señales que emanan del Sevilla son más tranquilizadoras. El equipo tuvo una imponente puesta en escena en Vallecas. Hay trazo. Hay plan. Por ello se recreaba Caparrós en la rueda de prensa en el Ramón Sánchez-Pizjuán tras un verano con mucha carga eléctrica en el ambiente. Y, dentro de su lógico mensaje de prudencia, se congratulaba de ese pujante inicio del equipo: “Tenemos una magnífica plantilla, por mi experiencia como entrenador, lo importante para un técnico es mirar para atrás y ver el banquillo que ayer teníamos en Vallecas, cuajado de futbolistas internacionales. Hasta Juan Soriano es portero internacional sub 21. Estamos contentos del partido ante el Rayo pero hay que tener los pies en el suelo. Tenemos un partido muy importante el jueves. Lo de la Liga aún es anecdótico, pero sí son ciertas las sensaciones...”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios