real betis

La clave pasa por Emana

  • Lopera sólo admite ahora mismo la venta del camerunés por más de ocho millones de euros · El club rechaza dos ofertas, mientras otorga permiso al futbolista para viajar a su país

Comentarios 9

El principal nombre propio del Betis a falta de seis días para el cierre de mercado es Achille Emana. El club verdiblanco pretende encontrar una salida al camerunés, que mantiene su obsesiva idea de no jugar en Segunda. Incluso el Betis, a través de sus medios oficiales, puso la salida de Emana como condición para que llegue alguna nueva incorporación, algo que ahora mismo no resulta sencillo.

La idea de Lopera pasa por traspasar a Emana por una cantidad superior a los ocho millones de euros, cifra presuntamente ofertada por el Bolton Wanderers y bien publicitada por el propio club verdiblanco. El máximo accionista no contempla, ahora mismo, otro tipo de operaciones, pese a la dificultad de encontrar algún equipo dispuesto a afrontar una inversión de tal calibre. Lopera ha puesto a trabajar a sus intermediarios de confianza para que busquen una salida satisfactoria para todas las partes, aunque Emana mantiene su idea de jugar en una categoría más importante, por las cantidades que le han puesto encima de la mesa.

El problema de Emana no sólo radica en la ausencia de ofertas que satisfagan a Lopera, sino en que el camerunés no está motivado para jugar en Segunda, como así se lo expresó al lunes al director deportivo, Manuel Momparlet. El propio jugador le comunicó a éste su intención de marcharse a Camerún debido al entierro de su padre, algo a lo que el club accedió otorgándole un permiso especial. Emana partió ayer a las cuatro de la tarde desde Sevilla con destino a París, por lo que se perderá el inicio de campeonato, a lo que se suma su convocatoria con la selección de su país, que le hará estar fuera de Sevilla más de dos semanas.

Mientras tanto, Lopera seguía ayer en sus oficinas de la calle Jabugo recibiendo ofrecimientos por Emana, a la vez que sondea el mercado en busca de un sustituto por si su salida se acaba materializando. Lopera rechazó ayer dos propuestas por Emana, que no satisfacían sus pretensiones económicas, al menos de momento. En cuanto a los ofrecimientos llegados, el club preguntó por la situación del serbio Mateja Kezman, pero su ficha de casi dos millones de euros lo convierte en una opción muy complicada, aunque si el PSG, propietario de sus derechos, aceptara compartir un amplio porcentaje de la ficha, todo sería posible.

Salidas antes de que haya entradas. Ésa es la condición del Betis en estos momentos, debido a que tiene el cupo de fichas completo. El club dispone de 25 jugadores en la primera plantilla, sin contar a los dos descartados, Lima y Dani, e incluyendo a otros como Mehmet Aurelio, lesionado, o Juande, que siempre ha aparecido con dorsal del filial.

La salida de Emana se antoja decisiva para que Lopera dé el paso adelante a la hora de cerrar algunas de las operaciones que tiene encima de la mesa. El máximo accionista tiene previsto comparecer mañana, en su tradicional visita al Cristo del Gran Poder, donde siempre deja caer alguna noticia, aunque hasta el último día de mercado puede aparecer alguna operación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios