Deportes

El deporte de alta intensidad, mejor sin mascarilla según la OMS

El deporte de alta intensidad, mejor sin mascarilla según la OMS El deporte de alta intensidad, mejor sin mascarilla según la OMS

El deporte de alta intensidad, mejor sin mascarilla según la OMS / Archivo

Dentro de pocos meses hará un año que convivimos con las mascarillas, unas mascarillas que muchos aún no saben utilizar de la forma correcta y menos qué tipo es la aconsejable para cada momento. Además, muchos especialistas dicen que nos acompañarán hasta 2022 y ahora es la Organización Mundial de la Salud la que vuelve a darnos una teoría sanitaria en relación a este complemento.

La OMS ha indicado en un comunicado que el uso de las mascarillas no es aconsejable si se va a realizar una práctica deportiva de alta intensidad ya que hacer uso de ella mientras se lleva a cabo un esfuerzo intenso, disminuye la disponibilidad de oxígeno y aumenta los niveles de CO2 que absorbemos.

Para los especialistas sanitarios y deportistas de élite, una respiración adecuada y regulada, en el mundo del deporte, es fundamental para conseguir los objetivos. Además, para aquellas personas que tengan problemas relacionados con enfermedades cardiopulmonares, puede ser un problema más que una solución.

Por qué no usar mascarilla en el deporte

Aunque hubo un momento en el que meditaron ponerla obligatoria, la realidad es que la práctica deportiva en intensidades altas, es inviable con una mascarilla. Además, muchos doctores y entrenadores profesionales han dado una serie de argumentos por los que no se debe utilizar bajo ningún concepto:

  • No es agradable. Los deportistas no se sienten cómodos cuando realizan actividades deportivas con algo que les impide tener una respiración continuada.
  • Aumenta la humedad en los pulmones. No se elimina el aire expirado y se acumula una humedad que dificulta el intercambio de gases.
  • Los músculos se resienten. Los niveles de oxígeno bajan y los músculos lo notan. Es decir, la fatiga muscular aparece mucho antes.
  • No hay mucho riesgo de contagio. La actividad deportiva no es un foco de contagio alto. Es más, los datos en los gimnasios así lo indican.
  • Un mundo de bacterias. La humedad se estanca y se crea una especie de clima propicio para que otros virus y bacterias sí encuentren acomodo en el organismo.

En definitiva, las personas no deben usar mascarilla por un aspecto relacionado con la salud. En cuanto a los deportistas de élite, ya no es solo salud, sino que su rendimiento bajará considerablemente. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios