Deportes

Un mirar de reojo

  • Mientras acomete otras renovaciones, el Sevilla no pierde de vista los movimientos con Vitolo, codiciado en el mercado italiano pero aún con dos años de contrato Su revalorización es clave

Mientras el Sevilla da aparentemente más prioridad a otras renovaciones (anunció por ejemplo casi de sorpresa la del portugués Carriço en estos días), lo cierto es que, a su manera, trabaja en avanzar en otras. Lógicamente, en este caso hay asuntos en los que el club tiene puestos todos sus ojos, otros a los que sólo sigue de reojo y alguno a los que ni siquiera mira. Y precisamente los que contempla de reojo son operaciones en las que, una vez marcadas las directrices, el mercado también tendrá mucho que decir.

Con el caso de Beto parece que está todo dicho. Es un secreto a voces que el Sevilla busca un portero en el mercado que tenga galones de titular e incluso está dispuesto a hacer una inversión importante (sin locuras pero apreciable) en un puesto en el que anda dando bandazos desde la marcha -o antes- del mítico Andrés Palop. El portugués, con 32 años y habiendo alzado su nombre a la cúspide europea con actuaciones decisivas en la Liga Europa, está ante su gran oportunidad y escucha ofertas de fuera, pero tampoco descarta quedarse en el Sevilla si se dan las circunstancias idóneas. Todo parece tomar la forma de una partida de ajedrez mientras comienzan a aparecer rumores sobre su futuro, ayer, por ejemplo, del fútbol turco.

Hay otros jugadores en los que el Sevilla no contempla apostar y uno de ellos es Fernando Navarro. Pasada la treintena, aunque la profesionalidad y prestaciones del catalán son intachables y ni Alberto Moreno le quitó claramente la titularidad el pasado año, en esta campaña la presencia de Tremoulinas sí ha sido decisiva para que Emery lo relegue a un claro segundo plano, incluso con Diogo Figueiras cambiado de banda para ir indicando que el veterano lateral cada vez lo va a tener más difícil, aunque respetará su contrato y le dará su sitio porque además es uno de los capitanes de la plantilla.

¿Y qué pasa con Vitolo? Con el canario lo que se trata es una mejora en sus condiciones económicas y, si se hace, de camino ampliar en el tiempo un contrato que todavía tranquiliza al Sevilla en el sentido de que no acaba hasta junio de 2017. Pero, evidentemente, Vitolo no es ya el futbolista que llegó a Nervión sin experiencia alguna en Primera División procedente de la UD Las Palmas.

El jugador se ha ganado un respeto y el mercado, como siempre en estos casos, lo pone en su sitio. En Italia Vitolo ha alcanzado un nombre y no es casualidad. El Nápoles de Rafa Benítez ya ha mostrado un interés claro y hay quien dice que el canario tiene una oferta de este club, que es la que está utilizando para presionar al Sevilla, pero no sólo es pretendido en San Paolo, sino que la Fiorentina se ha sumado a los clubes que se plantean apostar por él de verdad. De hecho, el portal Calciomercato.it defiende que puede ser un recambio idóneo para el ex bético Joaquín Sánchez.

De momento, el jugador anda esperando que el Sevilla suba su oferta inicial y, mientras, demuestra con declaraciones sus deseos de permanecer en el Sánchez-Pizjuán. El club, con Monchi y José María Cruz al frente de las operaciones, no pierde de vista su situación, aunque la contempla, por así decirlo, de reojo, al tiempo que está atento a lo que pueda llegar a ofrecer un club hipotéticamente interesado, como la Fiorentina, que, según ha deslizado la prensa italiana, estaría dispuesta a poner encima de la mesa unos ocho millones de euros por él.

Habrá que ver qué sucede, pero se trata de una partida de ajedrez que todos quieren jugar bien y con inteligencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios