Los nuestros | Víctor Calderón, jugador del Waterpolo Sevilla-Grupo Ceres Un mito que dice adiós a la piscina

Jóvenes del Waterpolo Sevilla despiden a Víctor Calderón. Jóvenes del Waterpolo Sevilla despiden a Víctor Calderón.

Jóvenes del Waterpolo Sevilla despiden a Víctor Calderón. / M.G.

Ejemplo de lucha y deportividad, de compromiso y entrega por el waterpolo, el capitán del Waterpolo Sevilla-Grupo Ceres abandona la competición tras 18 temporadas en activo y un exitoso palmarés que lo llevó incluso a la selección española.

El eterno capitán del conjunto hispalense dice adiós a sus 28 años. Ingeniero eléctrico de profesión, se retiró este sábado ante la imposibilidad de compaginar la vida laboral con la deportiva, después de 18 temporadas, 552 partidos oficiales y sus 1102 goles.

"Cuando practicas un deporte como el waterpolo en el que necesitas mantener una buena forma física para poder competir en categorías de nivel, hay que dedicarle bastante tiempo a entrenarse y, aunque estamos acostumbrados a compaginarlo con estudios, a veces resulta difícil sacar ese tiempo cuando comienzas a trabajar", afirma el sevillano, que durante dos campañas disfrutó de la máxima categoría del waterpolo nacional. Mucho ha llovido desde que se iniciara en el año 2001 en la categoría alevín de la entidad. "Son muchos años practicando este deporte, comenzando desde pequeño y compitiendo a nivel local hasta llegar al equipo absoluto y jugar en ligas nacionales, pasando por todos los campeonatos nacionales en las diferentes categorías", explica Calderón, que siempre jugó en el Waterpolo Sevilla con el que, incluso recuerda, ganó algún que otro año los Juegos Deportivos Municipales.

"Cuando practicas un deporte a un alto nivel, a veces resulta difícil sacar ese tiempo cuando comienzas a trabajar”

La entidad del Cerro se convirtió en su casa y su familia, ganándose la confianza de todos los entrenadores del club. "Esta política del club de confiar en la cantera y apostar por que los más jóvenes crezcan al competir en categorías superiores consigue que jugadores como yo acabemos teniendo tantos partidos en nuestro palmarés y aportando cosas al equipo, en mi caso goles2, señala el protagonista, que siempre recordará las dos campañas que disfrutó en la División de Honor. "Tuve la suerte de entrar muy joven en un primer equipo con jugadores de mucho talento en el que aprendí mucho, y de competir en la máxima categoría nacional de waterpolo en España. Siempre estarán en el recuerdo aquellas temporadas en las que el Waterpolo Sevilla competía contra los mejores jugadores del mundo".

Internacional con la selección española juvenil, disputó un Preeuropeo en Macedonia. Una experiencia que le dio la oportunidad de jugar con un grupo diferente al que estaba acostumbrado en el club y de representar a España. "Otro recuerdo más de los tantos que el waterpolo me ha aportado a lo largo de todos estos años", asegura.

Al final la vida te hace elegir y Calderón decidió dejar atrás su carrera profesional. Tras tantos años en las piscinas le resulta complicado quedarse con un momento de todo lo vivido, al margen del emotivo acto de despedida que se vivió el sábado en Hytasa, aunque, por nombrar alguno, recuerda con cariño su regreso hace dos temporadas para disputar la promoción de ascenso a División de Honor.

Dice adiós un hombre de club que, sin embargo, sólo tiene palabras de agradecimiento tras 18 temporadas para su equipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios