fútbol femenino liga iberdrola

Con muchas ganas de revancha...

Con muchas ganas de revancha... Con muchas ganas de revancha...

Con muchas ganas de revancha... / José Ángel García

Un derbi es un derbi. En la capital andaluza es un duelo especial, ya sea en alevines, en Primera División o , como en este caso, en la Liga Iberdrola. En enero ya se vivió el primer derbi de la historia en la máxima categoría femenina, que ahora tendrá su segunda parte en el terreno de juego nervionense (en el campo 4 de la ciudad deportiva a las 16:00). Igual de tenso, igual de complicado..., e igual de importante es ganar para unas y otras, porque saben que no son tres puntos más.

Y eso que clasificatoriamente ningún equipo se juega nada. El Sevilla ha logrado una permanencia holgada en su primer año en la élite tras el ascenso de la pasada campaña, mientras que el Betis acabará el curso, pase lo que pase, sexto, clasificado para la Copa de la Reina. Quizá por ello pueda verse un duelo más abierto, sin tantas ataduras tácticas y presión mental, porque más que los tres puntos en esta ocasión cuenta el orgullo.

El cuadro verdiblanco se impuso por 1-0 en la primera vuelta y el Sevilla afronta el choque con ganas de revancha. "En la ida nos comieron un poco. Teníamos presión por lograr la permanencia y aún éramos un conjunto poco compacto. Aprendimos de esos errores y el equipo ahora es otro. Estamos mejor preparadas", señaló la defensa Marta Carrasco.

En esa línea se expresó su compañera en el Sevilla Olivia Polvillo: "La clave será ser nosotras mismas. Todas remamos en un mismo sentido y así logramos el objetivo. Ahora, más tranquilas, sólo pensamos en ganar el derbi". El duelo, además, será especial para Blanca Moreno, que en juveniles vestía de verdiblanco: "Es más especial si cabe para mí porque compartí vestuario con algunas de las que serán mis rivales. Soy sevillista y celebraré un gol si marco", afirma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios