Fútbol

La Real quiere público ante el Nápoles

  • El club vasco desea que haya mil personas el próximo 29 de octubre El club vasco desea que haya mil personas el próximo 29 de octubre  

Los jugadores de la Real celebrando un tanto en el estadio Reale Arena de San Sebastián Los jugadores de la Real celebrando un tanto en el estadio  Reale Arena de San Sebastián

Los jugadores de la Real celebrando un tanto en el estadio Reale Arena de San Sebastián / efe

La Real Sociedad pretende abrir el Reale Arena a 1.000 espectadores, el máximo que permite el Gobierno Vasco, para asistir al partido de la Liga Europa contra el Nápoles, el próximo 29 de octubre. El presidente del club vasco, Jokin Aperribay, anunció, en una rueda de prensa, que el club se mantiene en contacto con el Gobierno Vasco para acordar las condiciones en las que el público accederá a Anoeta por primera vez desde el inicio de la pandemia.

La UEFA, a diferencia de LaLiga, permite el acceso limitado de público a los estadios, siempre de acuerdo con las normativas vigentes en cada país o comunidad autónoma y en el caso de Euskadi, la orden vigente actualmente permite la entrada a espectáculos deportivos al aire libre de un máximo de 1.000 personas, una norma que la Real pretende aplicar para reiniciar la vuelta de público a su estadio.

La entidad realista le ha devuelto el dinero de sus abonos al 70% de sus seguidores

La intención de la Real Sociedad choca con el criterio del Consejo Superior de Deportes (CSD), que la semana pasada remitió una carta al presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, para advertirle de que el Gobierno español no permitirá el acceso de espectadores a grandes competiciones. La Real, según ha explicado Aperribay, quiere aplicar los criterios y normativa en vigor establecidos en el plan Bizi Berri II del Gobierno Vasco, que se explicitaron en una orden publicada el 19 de agosto y que sigue vigente, y manifestó que no han hecho la consulta con el Consejo Superior de Deportes y se ha remitido en todo momento al Gobierno Vasco como autoridad competente, ya que, ha sostenido, no han planteado esta idea “desde el punto de vista competencial”. En cualquier caso, ha dejado claro que si las autoridades indican que “no se puede”, la Real, como hizo cuando fue la primera en iniciar los entrenamientos, renunciará a su plan y jugará a puerta cerrada: “No buscamos ser pioneros”.

Por otro lado, la Real Sociedad devolverá a sus socios próximamente el 50 % del abono correspondiente a 2020, lo que, sumado al 20 % que ya reintegró en junio, situará en el 70 % el dinero que no pagarán los abonados para compensar la imposibilidad de acudir al Reale Arena debido a la pandemia de la covid 19. El club ofrecerá a sus socios dos posibilidades, ingresar el dinero directamente en sus cuentas o descontar la cantidad del abono del próximo año, que, en principio, se va cobrará íntegro, aunque, de continuar la pandemia en el mismo nivel y con las mismas restricciones, se adoptarán nuevas decisiones en 2021.

Ha anunciado que el próximo año no habrá medio día del club y que, en el caso de que se permita la entrada de público, los socios no deberán pagar por los partidos de la Liga Europa, en el caso de que la Real continúe en la competición en 2021.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios