Betis Deportivo - Xerez CD

La veteranía jerezana impide el triunfo (1-1)

  • El Betis Deportivo empata ante el Xerez CD en un encuentro en el que los verdiblancos merecieron más

Las imágenes del Betis-Xerez CD Las imágenes del Betis-Xerez CD

Las imágenes del Betis-Xerez CD / Juan Carlos Vázquez

La veteranía es un grado, dicen. Y de eso, en una categoría como el Grupo X de Tercera División, hay mucho. El Xerez CD es un equipo de esos compuestos por perros viejos, que saben a qué y cómo juegan. Su premio fue volver a casa con un punto. Saben contemporizar, meter ritmo y pararlo cuando les conviene. Y en el encuentro ante el Betis Deportivo lo demostraron. Fue el primer empate de la temporada, en un partido en el que los verdiblancos merecieron más, bastante más, después de que dos balones se toparan con el poste. De hecho, a los puntos venció, aunque lo que realmente importa es el marcador y éste terminó con tablas.

Firmó un arranque creciente el equipo entrenado por José Juan Romero. Después de sobreponerse a los fallos iniciales, en pases aparentemente fáciles, los béticos comenzaron a jugar en base a su filosofía habitual de posesión y toque. El Xerez CD era un mero espectador, agazapado atrás. Así, tras un primer intento desde la frontal, Rodri encaró al portero y mandó un balón al palo. Era el minuto 10 y el filial verdiblanco ya dominaba.

Tellado, extremo convertido a lateral, estuvo bastante presente en los ataques béticos. Un centro mordido cerca estuvo de encontrar un rematador. También lo intentó Diego González tras una falta botada por Iván Navarro, aunque su remate se marchó fuera.

Entrados los últimos minutos de primer acto hubo acercamientos por ambos lados. Primero fue Narváez el que intentó sorprender al bético Carlos Marín con un disparo que no encontró portería. Y ya en el tiempo añadido, una de las jugadas polémicas del partido: un gol anulado al filial. Centró Tellado desde la derecha, Nané remató picado y, después de que la pelota impactara en el palo, Iván Navarro la empujó a meta. Sin embargo, el ex jugador del Gerena estaba en posición de fuera de juego y el colegiado anuló el tanto.

La segunda mitad prácticamente calcó el guion de la primera. Aunque en esta ocasión, un falló si costó caro. Jaime no encontró una buena línea de pase, Narváez le robó la pelota al pivote bético cerca del área, encaró la frontal y con el interior del pie derecho, mandó la bola al fondo de las mallas. Con lo mínimo, el Xerez CD estaba por delante.

Era el minuto 63 y el Betis Deportivo tenía que dar un paso hacia adelante. Fue entonces cuando José Juan Romero buscó alternativas en el banquillo y dio entrada a Altamirano, que se convirtió en el gran agitador del filial. Suyos fueron varios acercamientos peligrosos, sobre todo con algunos centros desde la banda izquierda, aunque la clave llegó en forma de golazo. A falta de diez minutos para el final, Rodri cedió al atacante verdiblanco en el área, que hizo dos bicicletas para dejar noqueado a su rival, salió para la derecha y, con la misma pierna, enganchó un disparo que se coló por la mismísima escuadra.

En este instante, el partido terminó pese a que había minutos por jugarse. Y no fue por culpa del Betis Deportivo, que se lanzó a la caza del segundo gol. La veteranía antes referida del Xerez CD, que daba por excelente el empate, salió a escena y el partido se interrumpió en numerosas ocasiones hasta el pitido final. Eso no impidió que los verdiblancos se fueran arriba, incluso con el central Edgar como improvisado delantero, aunque esa energía pudo costarle caro, pese a que José Juan Romero pedía cabeza desde la banda en los minutos finales. Primero, tras una incomprensible señalización de cesión después de que Diego González cediera con la cabeza a Carlos Marín, que el juez de línea no vio y señaló como infracción. Después, con un intento de vaselina que se marchó. En ambas ocasiones, la pelota se marchó desviada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios