Deportes

Sin visos de mejora

  • El mal tiempo eclipsa una jornada más la competición

  • Sólo se pudo disputar una prueba de cada clase

  • El 'Grupo Ceres', esperanza andaluza

El 'J80 Marbella Team', en plena salida durante la cuarta jornada de regatas de la Copa del Rey Mapfre de vela. El 'J80 Marbella Team', en plena salida durante la cuarta jornada de regatas de la Copa del Rey Mapfre de vela.

El 'J80 Marbella Team', en plena salida durante la cuarta jornada de regatas de la Copa del Rey Mapfre de vela. / María Muiña

A riesgo de ser repetitivo, no hay manera de que cambien las condiciones meteorológicas de la bahía de Palma de Mallorca. El inhumano calor, con su alto componente de humedad, están marcando la 36ª edición de la Copa del Rey Mapfre.

Para hoy la organización tenía previsto poner en marcha a las regatas costeras, que con unos recorridos entre las 25 y 30 millas eran las que determinaban qué barcos lucharían el sábado por la Copa. Sin embargo, y con buen criterio, decidió posponerlas y cambiarlas por recorridos barlovento-sotavento.

No obstante, todo apunta a que el mal tiempo será una constante también hoy. Al menos así lo asegura el Servicio Estatal y Balear de Meteorología, en el que ni sus propios expertos saben a qué se debe lo que está pasando.

Ayer sólo se pudo navegar una prueba en todas las clases, ya que el día no sólo no dio para más, sino que además influyó en los resultados.

El Rey Felipe VI sigue al mando a bordo del Aifos en la clase BMW ORC1, con menos puntos que el miércoles respecto al segundo, pero manteniendo la regularidad que lo está caracterizando desde el primer día.

El segundo lugar es para el Adrian Hoteles, que perdió parte de la ventaja que mantenía sobre el Maserati, que continúa tercero, a un punto de los canarios.

En cuanto a la flota andaluza, lidera la de la clase BMW ORC3 un intratable Grupo Ceres de Javier Banderas. El barco de Benalmádena con Daniel Cuevas a la caña y Oliver Góngora de táctico, sólo colecciona primeros puestos, y ya son seis los puntos que lo separan del segundo, el Saona.

Por su parte, los dos representantes de la flota onubense de los clubes Marítimo y Deportivo Náutico de Punta Umbría, Enriaero-Puerto de Indias y Sabara Varicentro, son séptimos y sextos, respectivamente, si bien el primero de ellos no compitió ayer.

En la clase BMW ORC2, el gaditano Salvora II ya es penúltimo de esta flota que cuenta con 21 unidades.

Cuando todo apuntaba a que en la clase Herbalife J80 el Marbella Team de Pepequin Orbaneja se iba a dar un paseo, el sexto puesto del miércoles y el tercero de ayer lo bajaron hasta el segundo lugar de esta flota de 20 embarcaciones. Parece que el patrón francés Eric Brezellec ha entrado en una especie de trance, que quizá se solucione con la llegada de su armador, Orbaneja.

Antes de que unas y otras embarcaciones se lanzasen al agua, los organizadores de la Copa del Rey de vela brindaron un homenaje a los olímpicos de Barcelona 92. Al acto, de poco más de diez minutos de duración y en el que participó el Rey, acudieron diez de los 16 integrantes del equipo español de aquella cita.

En el Real Club Náutico de Palma se pudo ver a Theresa Zabell, José María van der Ploeg, Domingo Manrique, Jordi Calafat, Natalia Vía-Dufresne, Fernando León, Asier Fernández, Fernando Rita y Jaime Piris.

Entre los ausentes destacaron dos nombres, Francisco Kiko Sánchez Luna y José Luis Pepote Ballester, ambos condenados por delitos de corrupción durante la etapa en la que fueron cargos políticos tras retirarse del deporte. La organización del acto les comunicó que no contaban con ellos al considerar que su presencia era inoportuna, lo cual aceptaron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios