Dos Hermanas

Toscano cuestiona el chantaje a C's y niega cualquier implicación del PSOE

  • El alcalde admite ante el juez que avisó a Varela de los rumores sobre un vídeo de contenido "sexual", pero que cree que dimitió por presiones internas

La ronda de declaraciones por el supuesto chantaje al candidato de C's a la Alcaldía de Dos Hermanas, Manuel Varela, arrancó ayer en el juzgado de instrucción con Varela, que se ratificó en la denuncia del 25 de mayo, y una serie de testigos. Entre ellos, el alcalde socialista Francisco Toscano, que, según Varela, fue el primero en advertirle, tres días antes de las elecciones, de la existencia de un vídeo que podría usarse en su contra y que la Policía todavía no ha conseguido. Según explicó el propio Toscano a la prensa tras su comparecencia ante el juez, la fiscal y los abogados, coincidió con Varela en la presentación de un libro y le vio afectado por las publicaciones periodísticas de esos días sobre los supuestos cobros irregulares del grupo municipal del PP cuando era edil de ese partido. Le aconsejó "no entrar al trapo", que el asunto estaba prescrito para el Ayuntamiento y estas cosas ocurren en campaña, que incluso había rumores sobre un vídeo -que dice que no llegó a ver- de "fiestas alegres, de fiestas sexuales", especificó el regidor. "Le dije que, efectivamente, parecía una mafia". 

Pero Toscano, que dijo que el día antes de las elecciones la "rumorología cambia" y se habla ya de un vídeo consumiendo cocaína, puso en duda que el chantaje se hubiera producido. Habría sido antes, no la tarde antes del 24-M, dijo, y considera que fueron las presiones de la dirección de C's las que motivaron la renuncia, como pasó con más de 50 miembros de sus listas en España. Es un partido nuevo, con "preocupación por la ética y las catadura moral de sus candidatos", a los que hizo firmar una autorización para que se les investigara. Varela fue "compensado" con un contrato de asesor del grupo en Alcalá, afirmó. El regidor descartó así que alguien del PSOE o del gobierno local participara en intentos de extorsión, pese a que Varela, tras comparecer como denunciante, insistió ayer en que "todo apunta" a  una "trama política para adulterar el resultado electoral", que por ello, tras hablar con su familia, decidió llevar al juzgado lo ocurrido, y que en ella participaron miembros "del PP local" -se reconoce en el vídeo grabado "en el despacho profesional" del ex presidente local del PP, Manuel Alcocer, en "una reunión muy reducida de amigos"- y "del PSOE, para eliminar al enemigo".  "Era la primera vez en 30 años que se podría quitar la mayoría absoluta". 

Toscano dijo, en este sentido, que las numerosas llamadas que el portavoz del gobierno local, Agustín Morón, hizo a José Luis Olivares (director del periódico local que mostró el vídeo a Varela a petición de éste la tarde de la jornada de reflexión y le trasladó, al parecer, los pasos para evitar que se difundiera masivamente) se debieron a que es el encargado de las relaciones con la prensa y Olivares le iba diciendo "que estaba con un problema grave y que hablarían más tarde". Al día siguiente, fue Morón el que puso al día al alcalde: Varela, preocupado por el impacto de la difusión del vídeo para su familia, había anunciado que renunciaba a ser candidato por Twitter. "Parece todo una tensión más antigua, de cuando participaba en el PP, que se ha unido a las tensiones de ahora en el PP, el gobierno es el convidado de piedra", insistió Toscano. 

El próximo lunes será el turno de los primeros investigados: Alcocer y Olivares, junto a un ex trabajador del Ayuntamiento que, supuestamente, encargó a un gorrilla la compra de la tarjeta prepago que se usó para realizar las tres llamadas en las que se concretó la extorsión.  Todo apunta a que, tras ellos, podrían ser citadas otras personas, como el edil Luis Paniagua, que, según se ha dicho, conocía la existencia del vídeo, o el propio Agustín Morón, a las que se han referido los testigos y el denunciante. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios