Economía

El Banco de España cree que entre un 15% y un 20% de las empresas son insolventes

  • El conjunto de las firmas no financieras presenta pérdidas por primera vez desde 2002

  • En el peor escenario una de cada diez sociedades no podría ser viable

Sede del Banco de España Sede del Banco de España

Sede del Banco de España

Las empresas españolas no financieras presentaron, por primera vez desde 2002, un resultado neto negativo hasta septiembre, como consecuencia de la pandemia del coronavirus, según los datos de la Central de Balances Trimestral (CBT) que el Banco de España publicó este martes.

Además, calcula que cayó un 5,9% el empleo y que entre un 15% y un 19% de empresas serán insolventes al finalizar este año. En cada caso el 9% serán viables en cada caso y el resto inviables.

Así se desprende del análisis publicado ayer por el organismo supervisor, que recopila datos entre enero y septiembre de 2020 de casi 900 compañías y realiza un análisis de la solvencia de las empresas con distintas simulaciones.

Bajo la simulación 1, en la que se supone que la crisis no tiene efectos permanentes sobre los resultados de las empresas, el aumento de la proporción de empresas insolventes sería relativamente moderado, de cuatro puntos, hasta situarse cerca del 15%, consecuencia de que el incremento del endeudamiento empresarial sería, en general, bastante reducido en comparación con los beneficios de las empresas. De ese 15% de empresas insolventes, un 9% sería viable y un 6% inviable.

En la simulación 2, en la que se supone que la crisis del Covid-19 tiene efectos negativos permanentes sobre los resultados de las empresas, el incremento sería de algo más de 8 puntos porcentuales, hasta el 18%, de los que un 9% sería viable y un 10% inviable.

El director general de Economía y Estadística del Banco de España., Óscar Arce, explicó que el impacto de situaciones de insolvencia y no viabilidad es más moderado en empleo y deuda porque las empresas grandes absorben mayor proporción relativa.

Según Arce, la caída de la actividad de las empresas por la crisis ha hecho que se eleve la proporción de empresas cuyos ingresos son insuficientes para cubrir los gastos financieros derivados de sus deudas, lo que ha generado un déficit de liquidez.

La información más reciente evidencia que la deuda financiera consolidada del sector empresarial (préstamos bancarios y valores de renta fija) se ha elevado cerca de un 5% entre febrero y octubre, para cubrir una parte de sus mayores necesidades de liquidez, lo que se habría traducido en un deterioro de su solvencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios