Economía

GM minimiza la amenaza de Trump porque apenas vende en EEUU coches hechos en México

  • El presidente electo celebra la decisión de Ford de cancelar su inversión en el país vecino y vaticina que "es el inicio" de otras similares

Producción de vehículos Ford Focus en la planta de Flat Rock, en Michigan. Producción de vehículos Ford Focus en la planta de Flat Rock, en Michigan.

Producción de vehículos Ford Focus en la planta de Flat Rock, en Michigan. / JEFF KOWALSKY / efe

El consorcio automovilístico estadounidense General Motors ha asegurado que sólo vende en Estados Unidos una pequeña cantidad de vehículos de su modelo Chevrolet Cruze fabricados en México, en respuesta a un tuit del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, en el que advertía a la compañía de que o fabricaba sus automóviles en Estados Unidos o tendría que afrontar fuertes aranceles.

Trump, en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter, afirmó que General Motors estaba vendiendo en Estados Unidos el Chevrolet Cruze, fabricado en México, sin hacer frente al pago de impuesto en la aduana.

Ante este comentario, el grupo con sede en Detroit, en el Estado de Michigan, subrayó que fabrica en la actualidad la versión sedán del Cruze en Lordstown (Ohio) y afirmó que todas las unidades de este modelo que se venden en Estados Unidos se montan en dicha factoría. Al mismo tiempo, la multinacional estadounidense indicó que también produce la variante de cinco puertas de este automóvil en México para los mercados globales y aseguró que sólo un pequeño número de estas unidades se entrega en Estados Unidos.

Poco después de este comentario de Trump en Twitter, el consorcio Ford anunció su intención de cancelar un proyecto de construcción de una planta en San Luis Potosí (México), con una inversión prevista de 1.500 millones de euros, para anunciar una inyección económica de 673 millones de euros en su factoría de Flat Rock (Michigan).

Precisamente, el presidente electo agradeció ayer a Ford su decisión de cancelar esa inversión en México para construir una planta de montaje de vehículos en San Luis Potosí.

"Gracias a Ford por cancelar una nueva planta en México y crear 700 nuevos empleos en EEUU. Éste es el inicio, viene mucho más", escribió Trump en un tuit.

Ford anunció el martes pasado por sorpresa la cancelación de la construcción de la planta de San Luis Potosí, donde el fabricante estadounidense tenía previsto producir el nuevo Ford Focus. La amenaza de Trump era gravarlos con aranceles del 35%.

Hasta entonces, Ford se había negado a modificar sus planes de inversión. El presidente de Ford, Mark Fields, declaró el mismo martes que la cancelación de la inversión en México es un "voto de confianza" de la empresa en Trump y sus políticas.

El presidente electo estadounidense no ha clarificado si impondrá aranceles aduaneros a los Focus que Ford producirá en Hermosillo (México) para exportar a Estados Unidos tras la cancelación de la construcción de la planta de San Luis de Potosí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios