Economía

Indra propone a los sindicatos amortizar 240 puestos de trabajo en su filial Indra Sistemas

Oficinas de Indra. Oficinas de Indra.

Oficinas de Indra. / M. G.

Indra Sistemas, la filial de Indra que engloba su división de Defensa y Seguridad, Transporte y Tráfico Aéreo, ha celebrado este viernes la primera reunión del período de negociación con la representación legal de los trabajadores para llegar a un acuerdo sobre las medidas necesarias para llevar a cabo una reestructuración de su plantilla, en la que la compañía ha propuesto a los sindicatos la amortización de 240 empleos, informaron a Europa Press en fuentes presentes en la reunión.

Esta amortización propuesta afecta al 3,8% de la plantilla de Indra Sistemas y al 0,85% de la plantilla de Indra en España. Indra Sistemas tiene una plantilla de 6.263 empleados y, a cierre de septiembre de 2020, la plantilla del conjunto de Indra era de 27.963 profesionales en España y 47.922 en todo el grupo.

Según dichas fuentes, esta propuesta de reestructuración posibilita configurar una estructura de plantilla optimizada, ajustada en mayor medida al contexto del mercado, caracterizado por cambios relevantes en las necesidades y la demanda de los clientes de los sectores en los que opera Indra Sistemas, y permite dar lugar a una organización con mayor grado de eficiencia y competitividad.

Los cambios estructurales del negocio y en las necesidades de los clientes han provocado que la estructura, la organización y los perfiles profesionales actuales de la plantilla de Indra Sistemas impacten en la eficiencia, productividad y competitividad de la compañía.

Por su parte, fuentes de Indra consultadas por Europa Press han explicado que la necesidad de la reestructuración de la plantilla está motivada por la caída de los resultados, el descenso de la demanda de sus clientes y los cambios estructurales del negocio de la compañía de tecnología y consultoria.

Indra Sistemas registró unas pérdidas de explotación a septiembre de 2020 de 38,8 millones de euros y unas pérdidas antes de impuestos de 28,7 millones. Estas cifras se producen tras arrojar un resultado financiero negativo (pérdidas) de 17,2 millones de euros en 2018 y de 37,49 millones en 2019.

En esta línea, en los nueve primeros meses de 2020, los ingresos de Indra Sistemas cayeron un 8,9%, su margen operativo descendió un 40,6% y su resultado de explotación (Ebit) se redujo un 47,6%.

En el conjunto del grupo Indra, en los primeros nueve meses del año los ingresos cayeron un 5,9%; el margen operativo cayó un 46%; el Ebit reportado fue de -9 millones de euros, frente a 127 millones positivos en los primeros nueve meses de 2019; y las pérdidas fueron de 31 millones, frente a beneficios de 65 millones de los primeros nueve meses de 2019.

En contraposición, los gastos de personal de Indra Sistemas (excluyendo las indemnizaciones) han aumentado en un 18,9% desde 2017 a 2019, ya que han pasado de 297,1 millones de euros a 353,2 millones de euros.

Desde la compañía remarcan además que el contexto económico nacional e internacional en el que se encuentra Indra Sistemas está acelerando y profundizando las tendencias y los cambios estructurales de los sectores donde tiene presencia, lo que está suponiendo "cambios significativos" en las necesidades de los clientes y la disminución de la demanda de los productos y servicios de la compañía. 

Indra anunció en julio, en la presentación de sus resultados del primer semestre, un plan de acción para superar sus actuales dificultades, adaptarse a las nuevas condiciones de mercado y de demanda, eliminar ineficiencias y mejorar su competitividad.

Entre sus principales líneas de acción destaca la reducción de costes de no personal, la mejora de los procesos internos y nuevos modelos de trabajo, reorientar la inversión en Capex y ajustes de balance, junto a la necesaria transformación de la plantilla.

Indra ha elevado su plantilla un 38% en España en los últimos cinco años, pasando de 20.251 profesionales en 2015 a 27.963 a septiembre de 2020, y solo durante el ejercicio 2019 generó más de 1.400 puestos de trabajo netos en España, siendo ya más de 3.000 los puestos de trabajo netos generados en los dos últimos ejercicios (2018 y 2019).

La compañía remarca que crea y mantiene empleo de alto valor relacionado con la innovación y la tecnología en España. Según se desprende de las cifras de 2019, más de 7.000 jóvenes profesionales han iniciado su carrera en Indra en los últimos tres ejercicios y más del 80% de su plantilla son ingenieros, titulados o técnicos de alta cualificación.

Respecto a la formación, Indra persigue que sus profesionales mejoren su cualificación, a través del aprendizaje de tecnologías y metodologías, especialmente relacionadas con el mundo digital y estén motivados y preparados para los retos actuales y los del futuro. Así, en 2019, se realizaron un total de 862.518 horas de formación para sus profesionales, lo que supone 18 horas de formación por empleado.

A finales de octubre Indra se reunió también con los representantes legales de los trabajadores de su filial Indra Soluciones Tecnológicas de la Información (ISTI) para llegar a un acuerdo sobre las medidas necesarias de transformación de su plantilla, en la que ha propuesto la amortización de 1.036 puestos de trabajo con el fin de elevar la eficiencia y competitividad de la firma.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios