Economía

La estadística refleja ya el hundimiento del turismo: las pernoctaciones caen un 62% en marzo

  • Andalucía, que batía récords en febrero con un incremento del 12,3%, sufre las consecuencias del Covid-19 con un descenso histórico

Hotel cerrado en Huelva Hotel cerrado  en Huelva

Hotel cerrado en Huelva

La estadística ya refleja el hundimiento del turismo en España y en Andalucía. Los hoteles la región han registrado un total de 1.435.107 pernoctaciones hoteleras (noches de hotel) durante marzo, cifra que supone un descenso de un 61,8% respecto al mismo mes de 2019, mientras que el número de viajeros fue de 569.757 lo que supone una bajada de un 59,79% en relación al mismo mes del año anterior, según los datos difundidos este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre la Coyuntura Turística Hotelera.

Con esta evolución, la región rompe de forma abrupta con un año que apuntaba a ser de nuevo de récord, después de que en febrero se registraran un 12,3% más de pernoctaciones respecto al mismo mes de 2019. La caída, la mayor de la historia, recoge el efecto de las medidas de confinamiento para parar el Covid-19. Recordemos que el Gobierno no ordenó el cierre inmediato de los hoteles y otros alojamientos a partir del 19 de marzo, fecha del decreto de medidas económicas, pero sí limitó su actividad sólo a las reservas ya hechas y fue el pasado 26 de marzo cuando se determinó el cierre definitivo, salvo un número limitado para acoger a profesionales de los sectores esenciales

A nivel nacional, los hoteles españoles registraron más de 8,3 millones de pernoctaciones en marzo, lo que supone un 61,1% menos que en el mismo mes de 2019 -caída similar a la andaluza- una bajada histórica relacionada con la crisis sanitaria. Con el desplome de marzo, las pernoctaciones en establecimientos hoteleros ponen fin a cuatro meses de aumentos interanuales. 

El INE explica que el cierre de establecimientos hoteleros ha generado un "problema sin precedentes" en el ámbito de la recogida de datos. La mayor parte de este proceso tuvo lugar durante la primera quincena de abril, cuando los establecimientos ya estaban cerrados al público y no tenían a disposición, generalmente, servicios a los que acudir para solicitar la información estadística.

"Este hecho, unido a la dificultad de contactar con algunos establecimientos porque estaban cerrados, ha obstaculizado especialmente la recogida de información de este mes, observándose una reducción de la tasa de respuesta", afirma el INE que ha obviado ofrecer datos provinciales por no tener los mínimos estándares de calidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios