Huelga Ryanair ya ha reubicado a más del 90% de los pasajeros afectados por las cancelaciones

  • La Agencia Estatal de Seguridad Aérea tendrá inspectores en los aeropuertos para comprobar que se cumplen los derechos de los pasajeros como la asistencia o el transporte alternativo

Un avión de Ryanair tras su aterrizaje.

Un avión de Ryanair tras su aterrizaje. / José Ángel García

La huelga de tripulantes de cabina de Ryanair que tendrá lugar este 25 y 26 de julio se mantiene a menos de 24 horas de su inicio. Desde la compañía aérea han informado a este periódico de que ya se ha reubicado a más del 90% de los pasajeros afectados por las cancelaciones. Como ya adelantó este medio, en Andalucía han sido 33 las rutas canceladas desde los aeropuertos de Sevilla, Málaga y Jerez. Vuelos que han obligado a modificar sus planes a más de 6.000 personas que tenían reservados sus vuelos con la compañía para estos dos días.

El secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura, ha pedido a la dirección de Ryanair y a los sindicatos "moderación" y que busquen el acuerdo "porque es bueno para los trabajadores, para la aerolínea y para la industria turística española". "Yo lo que pediría a las partes es moderación y buscar el acuerdo porque es bueno para todos. Mi llamada es a la moderación y al acuerdo", ha dicho Saura.

Los derechos de los afectados

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea, dependiente de Fomento, informa de que los afectados por las cancelaciones tienen derecho a asistencia y a transporte alternativo. El organismo ya ha anunciado que tendrá inspectores en los aeropuertos para comprobar que se cumplen dichos derechos y además advierte de que la asistencia en el aeropuerto tiene que pagarla la compañía aérea, por lo que no deberá avanzarla el pasajero y cobrarla tras la reclamación.

Desde el Ministerio de Fomento se advierte a los posibles afectados de última hora en los aeropuertos que la aerolínea "está obligada" a pagar compensaciones por una cancelación si no ha avisado de la misma con, al menos, 15 días de antelación. Estas compensaciones serán en función de la distancia del vuelo cancelado. La mínima es de 250 euros y la máxima de 600 euros. Además, los pasajeros tienen derecho a la información, y para ello la compañía aérea debe entregarles un impreso con las condiciones de asistencia y compensación.

"El pasajero tiene también el derecho de asistencia, es decir, la aerolínea tiene que darles comida y bebida suficiente. También, tienen derecho a realizar dos llamadas telefónicas o acceso al correo electrónico y, si fuese necesario, a una o más noches de alojamiento, así como al transporte entre el aeropuerto y el lugar de alojamiento. Esta asistencia tiene que pagarla la compañía aérea, no puede pedirle al pasajero que la abone él y luego la reclame", informa la Agencia Estatal de Seguridad Aérea a través de una nota.

Reembolso o transporte alternativo disponible

En caso de cancelación, el pasajero tiene derecho a elegir entre el reembolso del billete o que la compañía le proporcione un transporte alternativo hasta el destino final lo más rápidamente posible.

En caso de elegir el transporte alternativo, la compañía debe buscar la opción más rápida. Por ello, no puede ofrecer únicamente plazas en vuelos propios, o uno o varios días después si existen plazas disponibles en otras compañías en ese mismo día. El transporte alternativo es hasta el destino final y es responsabilidad de la compañía abonar el mismo, por lo que ésta no puede pedir al pasajero que adelante el coste de dicho transporte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios