EPA del tercer trimestre La mayoría del empleo creado en Andalucía en verano es a tiempo parcial

  • Suma 76.200 nuevos ocupados pero la mayoría de ellos y de ellos 47.700 son de media jornada

  • La comunidad lidera el alza del desempleo en España al concentrar el 40% de la subida nacional

Bar abierto en Sevilla este verano Bar abierto en Sevilla este verano

Bar abierto en Sevilla este verano / José Ángel García

La vuelta a la actividad laboral normal tras el confinamiento ha sido menor en Andalucía que en España, salvo honrosas excepciones como Cádiz. Y, además los parados que en el sur habían pasado a la inactividad entre abril y junio ante la imposibilidad de encontrar empleo vuelven a su condición de desempleados en mayor medida que a nivel nacional.Efectivamente, la Encuesta de Población Activa (EPA), elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), refleja que en el tercer trimestre (entre julio y septiembre) Andalucía sumó nada menos que 143.800 parados, hasta los 932.300, después de un artificial descenso de 48.200 en el segundo trimestre provocado por el paso a la inactividad de muchas personas. El aumento del desempleo en verano supone no sólo absorber la caída del anterior trimestre sino sumar un extra de 100.000 parados más a la estadística. Hasta el punto de que el 40% de l alza a nivel nacional del tercer trimestre corresponde a Andalucía.

Este porcentaje, sin embargo, se reduce al 13% si consideramos la evolución anual, desde el verano pasado. En ese periodo hay 66.600 personas desempleadas más en Andalucía, y ese dato menor se debe en gran medida al buen comportamiento de los trimestres anteriores a la pandemia. Si miramos sólo este 2020, desde enero, el porcentaje de parados andaluces sube al 19% y al 40% sólo en el tercer trimestre.Por otro lado, la tasa de paro ya registra un claro ascenso y se sitúa en el 23,8%, casi 2,5 puntos más que en el segundo trimestre.

Gran parte de los nuevos parados eran inactivos que ahora hace aflorar el INE

El del paro es peor dato de la estadística, que también refleja una cierta reactivación de la ocupación tras la pérdida de casi 200.000 empleos entre abril y junio. De ellos, la región recupera 76.200, un 38,4% mientras que España suma 569.600, más de la mitad del casi millón cien mil que se dejó en el segundo trimestre. De los empleos creado en la región, 47.700 son a tiempo parcial. Y hay que tener presente que el INE aún considera ocupados a los trabajadores en ERTE, lo que reduce la cifra de personas que trabajan de forma efectiva. En un año, por otro lado, el número de ocupados se reduce en 115.600 personas.

Por sectores, en el tercer trimestre sufre la agricultura, como todos los veranos, tras perder 24.600 ocupados, la mayoría de los que se destruyen a nivel nacional y una de las causas de la peor evolución regional. Pero evolucionan bien la industria, con 19.300 empleos más y los servicios, con 71.700 más, 35.900 de ellos de comercio y hostelería y 27.100 de los servicios públicos.

Pese al avance del empleo hay casi 28.000 autónomos menos que en el segundo trimestre

El tercer trimestre deja, por otro lado, un dato preocupante: hay nada menos que 27.400 autónomos menos, lo que refleja que esta crisis se está cebando con el pequeño. Sin embargo, los asalariados suben en 92.400, 60.700 temporales y 31.700 indefinidos. Muchos de ellos, 39.800, el 43%, son del sector público, que ha ejercido de tractor, y 52.600 del privado.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios