Historia

Las raíces gaditanas del Banco Santander

  • José María Botín, que inició la saga familiar, nació en Puerto Real en 1794 y estudió Medicina del Real Colegio de Medicina de Cádiz

  • En 1827 se trasladó a Santander como cirujano primero de la Armada

Ana Botín, actual presidenta del Santander, junto a su padre Emilio Botín, fallecido en 2014. Ana Botín, actual presidenta del Santander, junto a su padre Emilio Botín, fallecido en 2014.

Ana Botín, actual presidenta del Santander, junto a su padre Emilio Botín, fallecido en 2014. / D.C.

El Banco Santander es, como Zara o El Corte Inglés, una de las marcas españolas con mayor presencia en todo el mundo. En el siempre complicado mundo de las finanzas es, también, una entidad de referencia y de solvencia

Presidido por miembros de la familia Botín desde hace más de un siglo, el banco, nacido en la capital cántabra en 1857, tiene una parte de sus raíces nacidas en Cádiz.

En 1794 nace en Puerto Real José María Botín, que se convertirá en el patriarca de las grande sagas de banqueros de Europa. Según la investigación realizada por Juan Cabrera, catedrático jubilado de la Historia de la Medicina de la UCA, Botín entró, como alumno interno, con dieciséis años en el Real Colegio de Medicina y Cirugía de Cádiz, del que salió en 1816 como cirujano primero de la Armada, tras lograr un buen expediente académico.

Botín vivió en Cádiz los años convulsos de la lucha contra el invasor francés, cuando la ciudad era el centro del país y lugar de discusión de la primera Constitución liberal. Año también, sanitariamente duros que el estudiante de Medicina vivió en primera línea.

En todo caso, su primer destino fue en El Ferrol, en Galicia, hasta que en 1819 pisó por primera vez Santander, con una estancia relativamente corta al trasladarse hasta las colonia española de Filipinas como facultativo del barco Asia.

En 1827 retorna a Santander. Además de su trabajo como cirujano de la Armada entra también en el mundo del comercio. Y, sobre todo, acaba casándose en 1828 con María Petra Aguirre, viuda, cuyos hijos adopta como suyos, entre ellos Antonio López-Dariga, que en 1857 se convertirá en uno de los fundadores del Banco de Santander.

José María Botín tendrá seis hijos. Entre ellos estaban Rafael y Emilio Botín, que al tiempo se convertirán en accionistas de la nueva entidad financiera.

Emilio será el padre de Emilio Botín López, nieto de José María. Éste se convertirá en 1909 en el primer presidente no rotatorio del Banco que, desde ese momento siempre tendrá un heredero del médico gaditano al frente de la entidad, en una saga continuada por Emilio Botín Sanz de Sautuola, Emilio Botín Ríos y la actual presidenta, Ana Botín.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios