Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Elecciones 2011

El PP se crece en el Parlamento

  • Soraya Sáenz de Santamaría emplaza a Zapatero a someterse a una moción de confianza y José Antonio Alonso le responde con una negativa y reta a los populares a presentar una moción de censura

El Partido Popular tradujo ayer sus deseos de adelanto electoral en un emplazamiento al jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para que presente una cuestión de confianza en el Congreso, reto al que los socialistas respondieron invitando al primer partido de la oposición a apostar por la moción de censura.

La Cámara Baja fue el escenario en el que se cruzaron estos mensajes los portavoces de ambos grupos a los dos días de la clara victoria del PP en las elecciones municipales y autonómicas.

El desafío inicial partió de la representante del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, quien instó a Zapatero a demostrar con una cuestión de confianza que, tras la cita electoral del 22-M, tiene los apoyos necesarios para seguir gobernando. "Dado que no tiene la confianza ciudadana, sería el momento de que el PSOE muestre si tiene los apoyo para seguir gobernando con estabilidad", recalcó.

La contestación llegó poco después en boca de José Antonio Alonso, quien rechazó la petición del PP y, a su vez, le lanzó un reto: "Si quiere acabar con el Gobierno, que presente una moción de censura". "A ver quién en la Cámara -aparte de los diputados del PP- va a votar a Rajoy", se preguntó Alonso, quien aseguró que los socialistas cuentan con el apoyo suficiente en la Cámara Baja como para seguir con la tarea parlamentaria pendiente y para que haya estabilidad en el Congreso.

Una moción de censura puede ser propuesta por la décima parte de los diputados y obliga a presentar un candidato alternativo a la Presidencia del Gobierno, mientras que la cuestión de confianza es planteada por el propio Ejecutivo sobre su programa o sobre una declaración de política general.

El diputado de Izquierda Unida en el Congreso, Gaspar Llamazares, admitió que tiene "muchas dudas" sobre la necesidad o no de que Rodríguez Zapatero agote esta legislatura a menos que ello sirva para dar un giro a la izquierda. "Si hay cambio de la política, probablemente todavía estemos a tiempo", insistió.

Llamazares advirtió que IU no es partidaria de que se celebren elecciones con el actual sistema electoral porque sería tanto como adelantar "un fraude electoral".

Mientras, los participantes en las concentraciones del Movimiento 15-M comenzaron ayer a diversificar sus acciones de protesta y a llevarlas a lugares distintos de las plazas de las diversas ciudades españolas en las que están acampados desde hace una semana.

Así sucedió en Murcia, donde unas 60 personas irrumpieron en la sede de la televisión autonómica y leyeron un manifiesto; en Tarragona, donde una treintena de jóvenes hizo lo mismo en la Delegación de Hacienda, o en Alicante, donde un grupo de indignados se concentró en silencio frente al Ayuntamiento para protestar contra la corrupción.

Los concentrados en la Puerta del Sol daban una "tregua" a los comerciantes de la plaza y acordaron en asamblea retirar los carteles reivindicativos de las fachadas y los escaparates de los establecimientos, si bien la medida sólo beneficiará al pequeño comercio y no a los locales propiedad de grandes franquicias o multinacionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios