2015 Elecciones Municipales

Y todos hablaron del paro...

  • La apreciación de Rajoy de que el desempleo no es tema de conversación enciende a la oposición. Sólo la ve certera en el entorno del presidente.

Es difícil saber quien hablaba el martes del paro en España hasta que Mariano Rajoy se lo preguntó (nadie, a juicio del presidente del Gobierno) en un mitin en Pamplona, pero a raíz de ese comentario lo que quedó claro ayer, en el décimo tercer día de campaña electoral, es que todos hablan del paro en España.

Mira que lo habíamos advertido; a estas alturas, a cinco días de las votaciones, es casi más importante no cometer ningún error y mantener la portería a cero que pretender lograr ventajas de última hora.

Varios dirigentes del PP salieron a tratar de atajar la repercusión de la pregunta retórica que lanzó Rajoy, y la primera fue la ministra del ramo, Fátima Báñez, quien aseguró en Elda (Alicante) que lo que dijo su jefe es que "estamos en un momento muy diferente del que recibimos el Gobierno", porque hoy España "crece y crea empleo".

Otro miembro del Gobierno, el titular de Sanidad, Alfonso Alonso, explicaba en Valladolid que se están creando puestos de trabajo "a un ritmo desconocido". Lo que ocurre, a su juicio, es que ahora que crece el empleo "la gente no quiere hablar de eso y prefiere sacar otros debates".

Sea como sea, los adversarios políticos no dejaron pasar la ocasión de criticar al presidente del Gobierno y enmarcan ese comentario en un cierto triunfalismo económico por parte del PP, del que se vienen quejando desde hace tiempo.

El candidato del PSOE a la Presidencia de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, replicó a Rajoy que "del paro hablan las millones de personas que están en paro", que son "casi toda España menos el Gobierno".

"¿Cómo se puede decir que en España ya nadie habla del paro?", se preguntó el dirigente socialista, que insistió en que de desempleo hablan "miles de personas que piensan que se pueden quedar en el paro mañana" y aquellas "a las que les han cambiado las condiciones laborales y trabajan el doble por la mitad".

"Me parece una obscenidad que diga que en España ya nadie habla del paro y de la recesión, me parece algo obsceno y hasta un poco cruel", afirmó la líder de UPyD, Rosa Díez. "No sé con quién habla él, porque a mi todo el mundo me habla del paro, de la recesión y de la crisis, no sé si habla con sus ministros o con sus amigos o con los que no tienen problemas", agregó la número uno de la formación magenta durante un recorrido por las calles de la localidad tinerfeña de La Laguna.

El candidato de Izquierda Unida a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, consideró a su vez "incomprensibles" ese tipo de referencias al paro, "una realidad desgraciada -dijo en un mitin en Málaga- que está asolando nuestras tierras y que no se resuelve sencillamente mirando debajo de la cama".

A criticar a los socialistas dedicó ayer Pablo Iglesias buena parte de su mitin en Zamora, aunque al final pudo más Rajoy y salió a colación el convencimiento del líder de Podemos de que, si en los círculos en los que se mueve el presidente del Gobierno, en "su urbanización" y "con sus amigos" no se habla del paro, será porque "no tienen nada que ver con la realidad".

Iglesias, no obstante, hizo un hueco para reclamar el voto útil para Podemos para frenar el PP, porque no se puede confiar en el PSOE, que hace como Laudrup -el futbolista danés-, "que miraba a la izquierda y daba el pase a la derecha".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios