Precios Estos son los supermercados más baratos de Sevilla

La vuelta a la normalidad

La Hermandad Matriz empezará a preparar el Rocío de 2022 a finales de este año

  • Se reunirá para esa fecha con los responsables del Plan Romero ante la mejora de la situación sanitaria

El último salto de la reja, que se produjo el Lunes de Pentecostés de 2019.

El último salto de la reja, que se produjo el Lunes de Pentecostés de 2019. / Alberto Domínguez

Un atisbo de esperanza. La Hermandad Matriz de Almonte tiene pensado reunirse a finales de 2021 con los responsables del Plan Romero para preparar la romería de 2022, una decisión que se toma ante la mejora de la situación sanitaria, tras superarse la quinta ola de contagios del Covid.

El presidente de la Matriz de Almonte, Santiago Padilla, ha informado de estos planes en una entrevista concedida al programa Andalucía Directo de Canal Sur Televisión, en la que se evidencia el optimismo que existe en la corporación de cara al próximo año. 

En dichas declaraciones, Padilla señala que "se va a empezar a trabajar para la romería de 2022", entre otros motivos porque, tras dos años sin celebrarse, "la maquinaria no está engrasada". "Hay muchos funcionarios nuevos que no conocen el Plan Romero", ha referido el presidente de la Matriz. 

Este dispositivo es el que vela por la seguridad de los peregrinos y de las hermandades filiales que transitan por los caminos de Andalucía que conducen hasta la aldea almonteña, así como por el buen desarrollo de los actos en El Rocío. Por tal motivo, antes de que acabe 2021 se mantendrá una reunión con los responsables del Plan Romero para preparar la romería de 2022. 

Según Padilla, este encuentro se celebrará ante la mejora de la situación sanitaria, que hace prever que se pueda organizar otra vez Pentecostés de la manera acostumbrada por los rocieros hasta 2019. Para ello, no obstante, será necesario que la Blanca Paloma sea trasladada a su santuario de la marisma, ya que desde agosto de 2019 permanece en la parroquia de Almonte, donde fue llevada como es habitual cada siete años. 

El hecho de que esté prevista dicha reunión y de que se hable de la preparación de la romería es un signo de esperanza, pues en este año se descartó mantener cualquier encuentro, ante la persistencia de la pandemia, que hacía inviable la celebración de peregrinaciones masivas.