José Morales | Director del Instituto Andaluz de Investigación en Geofísica y Prevención

"Se da una visión demasiado catastrofista de los terremotos"

"Se da una visión demasiado catastrofista de los terremotos" "Se da una visión demasiado catastrofista de los terremotos"

"Se da una visión demasiado catastrofista de los terremotos" / carlos gil

Comentarios 4

José Morales (Granada, 1962) es director del Instituto Andaluz Interuniversitario de Investigación en Geofísica y Prevención de Riesgos Sísmicos, que afronta su conversión en centro participado por las universidades de Almería y Granada. Licenciado en Geología, se especializó en la amplificación en el movimiento del suelo de los terremotos en función del tipo de material. Desde el Instituto se gestionan proyectos de investigación que se extienden incluso por el Polo Sur.

-Sólo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena, y del Instituto cuando hay terremotos...

-Sí (risas)... Como se suele decir, lo urgente domina sobre lo importante. La política y la actividad del día a día no dejan mucho tiempo para hablar de ciencia.

"El de México fue el paradigma de terremoto. Causó más daños a 400 kilómetros que en el epicentro"

-¿Esto les desmotiva?

-Ya tenemos suficiente estrés en el cuerpo. Esto lo que nos da es un poco más de responsabilidad a la hora de difundir la información lo antes posible.

-¿Falta pedagogía en esto de los terremotos?

-Mucha. Efectivamente, sólo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena.

-Muchos sólo saben de la Tierra eso de corteza, manto y núcleo...

-Sí. Y a veces se da una visión demasiado catastrofista de estos fenómenos.

-Eso es lógico...

-Bueno, se pueden ver como algo innato a la Tierra y que gracias a esos fenómenos podemos decir que hay vida. Nuestra sierra y nuestro mar se construyen de esa manera. Probablemente el día que no tengamos terremotos ni volcanes sea el fin de la tierra. Hay que verlo también como una fuente de información. Muchas veces no sabemos lo que tenemos debajo, y es tan interesante como lo que vemos en el espacio.

-Ellos se llevan la fama...

-La política científica de un país o de un continente determina dónde se quiere invertir más. Quizá la sismología es un poco la Cenicienta, no sé si decirlo así.

-Habla de los terremotos como algo natural, que despierta la curiosidad científica, pero ¿supongo que usted se asustará cuando hay un temblor?

-Bueno, depende del terremoto. He notado terremotos en México de magnitud siete. Los de aquí no son lo mismo. La primera sensación es de alerta, pero ahora tenemos medios para ver la información directamente del sismograma. Ver la información me hace valorar el terremoto de una forma u otra.

-¿Lo primero que hace es buscar los datos en el ordenador?

-Lo hago yo y cualquiera puede ver las bandas de forma directa desde el ordenador...

-¿Ocurre como con el fútbol, que todo el mundo entiende?

-Todos entendemos de todo (risas). Y más ahora con las redes sociales...

-¿Está Andalucía preparada para un gran temblor?

-Si me dice gran temblor... ¿cuánto de grande? Para uno muy grande no está preparado nadie. En principio, terremotos moderados no deberían dar problemas. Tenemos una normativa que se aplica a la construcción. Sí es cierto que no tenemos una gran experiencia en cuanto a terremotos grandes. Sabemos algo de la historia, pero no de los registrados con la instrumentación de ahora. Volviendo a la pregunta, todo depende de dónde. Un ejemplo. Justamente debajo de Granada hay terremotos que han llegado a magnitud ocho, pero a 650 kilómetros de profundidad. Si tuvieras terremotos de magnitud ocho en superficie, sí sería un problema. Pero no hay fallas que puedan provocar en superficie terremotos de esa magnitud en esta zona, aunque sí en el Golfo de Cádiz. El gran terremoto de Lisboa, que provocó un tsunami, tendría ahora el riesgo añadido de que hay mucha más población en la costa. Hay muchas variables y condicionantes a esa pregunta.

-Pocos conocen que hay posibilidad de tsunami en el Mediterráneo...

-En la Universidad de Málaga hay un grupo de matemáticos que hacen modelos sobre propagación de tsunamis.

-No me tranquiliza...

-Pero el conocimiento sí nos puede ayudar. Si me adelanto y planteo escenario de daños puedo realizar mapas de vulnerabilidad y actuar sobre esas zonas más vulnerables.

-¿Son los gobernantes sensibles a estas cuestiones?

-Sólo son sensibles al día a día. A priori, todo el mundo es sensible a este tema. Pero de lo que se dice a lo que se hace hay un trecho. Tenemos un techo de gasto, un techo de déficit...

-Japón es una superpotencia en esto de la prevención...

-Cuando hablas con japoneses, ellos mismos te reconocen que tienen problemas de memoria. La gente olvida muy rápido.

-¿Qué recuerda del de México?

-¡Uf!, fue brutal. Fue el paradigma de terremoto que puso de manifiesto el efecto local de amplificación sobre los daños. Un terremoto a casi 400 kilómetros de distancia de la ciudad de México provocó más daño y más muertos en la ciudad que en lugar del epicentro.

-Para terremoto, el de la crisis. ¿Cómo les ha afectado en este centro?

-Eso ha sido un tsunami. Y el tsunami se lleva todo. La investigación, los proyectos, los presupuestos... se han reducido de forma dramática. El capital humano se ha reducido de forma brutal.'

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios