Convención del PP

Andalucía "rearma" la convención del PP pese a la ausencia del nuevo presidente Moreno Bonilla

  • El nuevo estatus del presidente andaluz inyectó toneladas de optimismo al "rearme ideológico" que en teoría persigue este encuentro. Una cita en la que, por el momento, los populares han apostado más por reivindicar su pasado que por diseñar un futuro comprometido con esa pugna que mantiene con Ciudadanos y Vox.

Mariano Rajoy y Ana Pastor. Mariano Rajoy y Ana Pastor.

Mariano Rajoy y Ana Pastor. / Chema Moya, EFE

Comentarios 1

Andalucía ha protagonizado el arranque de la convención nacional del PP pese a que a la cita faltó su principal protagonista: el nuevo presidente Juan Manuel Moreno Bonilla. Al final no tomó el AVE de las 13:40 con destino a Madrid, al que sí se subieron Pablo Casado, Mariano Rajoy o Ana Pastor entre otros. Lo retuvo en Sevilla su familia, según aseguraron fuentes cercanas al nuevo mandatario. Posiblemente también los últimos retoques a su primer Ejecutivo, según otras fuentes del partido en Andalucía. Llegará el sábado a la capital de España.

Pero su nuevo estatus inyectó toneladas de optimismo al "rearme ideológico" que en teoría persigue este encuentro. Una cita en la que, por el momento, los populares han apostado más por reivindicar su pasado que por diseñar un futuro comprometido con esa pugna que mantiene con los otros dos contrincantes de su espectro político: Ciudadanos y Vox.

A falta de Moreno Bonilla, los méritos los acaparó el presidente nacional del PP, Pablo Casado. “Lo primero que ha hecho ha sido reconquistar a Andalucía”, llegó a proclamar directamente sobre Casado el secretario general del partido, Teodoro García Egea y, más tarde, con el mismo símil, mantuvo que significa el inicio de lo que se trasladará al resto de España en materia de derechos y libertades.

El número 2 del PP aconsejó a la izquierda que conserve las pancartas con las que rodeó recientemente el Parlamento andaluz porque, en su opinión, pronto las necesitará para hacer lo propio ante el Congreso de los diputados cuando Sánchez convoque elecciones. Al presidente del Gobierno le espetó que muestro el pacto secreto que ha alcanzado con Carles Puigdemont y el presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Las mejores ovaciones, para Rajoy

Pero los vítores y las mejores ovaciones las acaparó el ex presidente Mariano Rajoy. Si el PP pretende recuperar sus esencias en esta reunión en el Palacio de Ferias de Madrid, Rajoy demostró que las conserva actualizadas. La renta per cápita nacional y nominal, los kilómetros de carreteras y hasta la variación de la tasa de la fecundación de las mujeres en los últimos cuarenta años. El anterior presidente del Gobierno recuperó todo tipo de estadísticas para apoyar su discurso.

Un coloquio, remedo de entrevista, con la presidenta del Congreso, Ana Pastor, con final periodístico. “¿Cómo está ahora Rajoy?”, preguntaba la diputada gallega a su maestro político. “Estupendamente, la gente me trata muy bien y aquellos a los que no les gusto, que son muchos, tienen el buen gusto de no contármelo”, satisfizo la curiosidad de los asistentes.

Antes Rajoy abordó un asunto tabú, al menos en este cónclave en el que se hablará de terrorismo, de Europa, de la legislación de la violencia contra las mujeres o del bienestar social, pero no de inmigración. El ex líder popular recordó que en 40 años la población extranjera ha pasado de 159.000 a 4,5 millones. “Pero tiene que ser un proceso ordenado”, defendió. Y aclaró que hace un año en Italia la inmigración irregular era de 150.000 mientras en España ese número alcanzaba los 10.000. “Lo que pasa ahora en el Gobierno no lo voy a contar”, dejó en el aire.

Escuchar a la sociedad civil

La convención del PP pretende reunir cada día a unas 3.000 personas. El objetivo, según los organizadores, es escuchar a la sociedad civil y luego extraer consecuencias. Hasta el domingo está prevista la intervención de unos cien oradores. El presidente gallego Alberto Núñez Feijoó insistió en que no hay que refundar al PP, como sucediera ahora hace 30 años con la Alianza Popular de Manuel Fraga.

Feijoó, el coordinador del cónclave, se dedicó a defender todos los legados del partido en las tres últimas décadas. Además de hacerlo artífice de los grandes acontecimientos que se han vivido en España, desde la entrada en el euro a la salida de la última crisis económica. Testigo de la jornada el presidente del Grupo Popular Europeo, Manfred Weber, candidato a presidir la Unión Europea tras las elecciones de mayo. El político alemán se traía preparada la felicitación a Moreno Bonilla. Pero el presidente andaluz estaba con su familia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios