España

Casado asegura que sólo rompe con los independentistas pero nunca con el PSOE

  • El líder del PP lamenta la "piel fina" del Gobierno y de Pedro Sánchez.

Pablo Casado, en un acto. Pablo Casado, en un acto.

Pablo Casado, en un acto. / EFE

Comentarios 4

El líder del PP, Pablo Casado, ha criticado este jueves la "piel fina" del Gobierno y de su presidente, Pedro Sánchez, y ha subrayado que él "nunca" romperá relaciones con el PSOE, aunque sí con los independentistas y Bildu.

En un desayuno informativo organizado por la Cámara de Comercio Americana en España, Casado ha señalado que "nadie se cree" la "victimización" de Sánchez y del Ejecutivo, que rompió relaciones con el líder del PP después de que éste le acusara de ser "partícipe y responsable del golpe de Estado que se está perpetrando en España".

Ha preguntado a Sánchez por qué no rompe con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, por su "ataque" al Estado, con el ex presidente catalán Carles Puigdemont, prófugo de la justicia, con el dirigente abertzale Arnaldo Otegi o con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, por "ir a la cárcel a negociar los presupuestos".

Y ha lamentado que el Gobierno tenga la "piel muy fina" con la oposición que hace "su papel" y le pide orden en Cataluña, pero no con quienes quieren "romper" el Estado.

Casado ha comenzado sus explicaciones sobre la bronca de ayer en el Congreso subrayando que el PP "siempre ha sido un partido de consensos" y recalcando que empezó su andadura como líder popular "tendiendo la mano" a Sánchez, especialmente en lo referente a Cataluña, para recordar que desde el primer momento le ha ofrecido los votos del PP para volver a aplicar el artículo 155 de la Constitución.

Aunque no ha repetido en los mismos términos la acusación que ayer le hizo a Sánchez en la comparecencia del presidente en la Cámara Baja, ha señalado que lo que quiso decir es que cuando hay un "incendio" un Gobierno es "responsable" si no ha utilizado toda la eficacia y los medios de la administración para apagarlo.

Por eso, si ahora mismo hay un "desafío a la soberanía nacional y a la seguridad en Cataluña" el Gobierno tiene "toda la responsabilidad de poner todos los medios a su alcance" para pararlo.

Casado ha señalado que a los populares se les ha "llamado de todo", como "asesino" a José María Aznar, "indecente" a Mariano Rajoy o "indigno y ultraderechista" a él mismo.

No entiende por eso que el principal partido de la oposición no le pueda decir al Gobierno que "es responsable si no aplaca cualquier intento de golpe de Estado".

Casado ha criticado la "sobreactuación" y las "estrategias mediáticas de Moncloa", con las que el Gobierno pretende "ocultar los debates" parlamentarios como el de ayer, que fue "meridianamente claro", aunque haya quien quiera "ganarlo cuando va al camerino" o "lamerse las heridas" tras perderlo.

"Como soy responsable y a la política se viene llorado, lo que digo es que yo no rompo relaciones con nadie más que con los independentistas y con Bildu", ha insistido Casado, quien más tarde ha prometido que él "nunca" romperá relaciones con el Partido Socialista "por responsabilidad".

Y ha dicho que no es lo mismo llamar "golpista" a alguien que preguntar a alguien, como hizo él ayer dirigiéndose a Sánchez, "si es consciente de que puede ser responsable del golpe al Estado que hacen otros".

Porque la responsabilidad política, ha concluido, "es por acción o por omisión". Y "los aludidos" que expliquen por qué se ponen del lado de quienes quieren perpetrar ese "golpe".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios