la sentencia de la manada

Catalá: "No debo ser ciego, sordo ni mudo"

  • El ministro de Justicia insiste en que su deber es "alertar de las anomalías" que se den en el funcionamiento del sistema.

  • El PSOE le pide que aclare la acusación o que esté callado.

Rafael Catalá. Rafael Catalá.

Rafael Catalá. / EFE

Comentarios 22

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha considerado que ante el debate que se ha producido tras la sentencia de la Manada no debe ser "ciego, sordo y mudo", y ha insistido en que su obligación es "alertar" de las anomalías que pueden suceder en el funcionamiento de la Justicia para que el Poder Judicial actúe.

Catalá se ha pronunciado así en declaraciones a El País después de que las siete asociaciones de jueces y fiscales pidieran este martes en bloque su dimisión por haber insinuado que el magistrado que emitió el voto particular, Ricardo Javier González, "tiene algún problema singular" que "todos" saben y que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) "debería haber actuado preventivamente" contra él.

"Es mi obligación pedir al Consejo que actúe porque yo no voy a participar en juegos de hipocresía y los datos sobre ese magistrado los tienen ellos; yo no tengo detalles pero sí sé lo que me han contado con mucha preocupación sus compañeros", recalca Catalá.

"¿Por qué no puedo participar en este debate que se ha producido tras la sentencia por la agresión a una joven cuando yo formo parte de este sector? Yo no debo ser ciego, sordo y mudo", ha señalado el ministro, que ha añadido: "¿Por qué los jueces de las asociaciones pueden opinar sobre esa y otras sentencias y se me niega a mí ese derecho".

Catalá ha abogado por la independencia judicial y ha defendido el buen hacer de la inmensa mayoría de los jueces: "El respeto absoluto que tengo a la independencia judicial no quiere decir que yo no pueda hablar sobre el funcionamiento de la Justicia", ha dicho.

Además, ha recordado que entre las multitudinarias manifestaciones que se produjeron el pasado jueves por toda España tras conocerse la sentencia que condena a cada uno de los cinco miembros de la Manada a 9 años de cárcel por abuso sexual y no por violación, la de Madrid se dirigió a la puerta del Ministerio de Justicia "y no del Consejo". "Yo cumplo con mi obligación y estoy en la reforma del Código Penal; el Consejo General del Poder Judicial tendría que estar en garantizar la capacidad y capacitación de los jueces", ha aseverado Catalá.

El Poder Judicial apeló el lunes por la tarde a la moderación, la mesura y la prudencia de los responsables públicos para evitar la utilización política de la Justicia, así como el cuestionamiento de los jueces.

Sánchez pide que aclare su acusación

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha pedido al ministro de Justicia que "aclare" si tiene alguna acusación contra el magistrado y si no que esté "callado".

"Le pedimos al ministro de Justicia que no sea torpe, que si tiene alguna acusación particular, personal que hacer sobre el magistrado, aclare a qué se refiere; si no, lo mejor es estar callado", ha dicho Sánchez antes de participar en la manifestación del 1 de Mayo.

Sánchez se ha desmarcado de las palabras del ministro: "yo no lo diría así", ha corregido cuando le han preguntado por el "apoyo" de los socialistas a Catalá y ha explicado que el PSOE, como "partido de gobierno" que es, no va a "entrar en valoraciones y disquisiciones sobre la actuación personal de un magistrado".

Tras señalar que eso debe ser el CGPJ el que lo haga, ha reprochado al ministro que sus declaraciones no estén "ayudando a centrar el debate donde realmente se tiene que centrar, que es una sentencia que no recoge el espíritu y los valores de una sociedad que el 8 de marzo cambió".

En esa línea ha reclamado a Catalá "prudencia", "sentido común", que "no desvíe la atención sobre el que es realmente el debate" y que asuma la "responsabilidad" que tiene como miembro del Gobierno de "respetar la división de poderes". "Si tiene algo que decir, que lo haga público, no puede tirar la piedra y esconder la mano".

Sobre las numerosas peticiones de dimisión del ministro que han surgido, ha recordado que el grupo socialista promovió hace tiempo su reprobación y que, si fuera por el PSOE, Catalá "hubiera dejado de ser ministro hace mucho tiempo".

Sánchez ha recalcado que los socialistas han sido y son "críticos" con la sentencia de La Manada y "especialmente críticos con el voto particular" del magistrado Ricardo Javier González, y que creen que el poder judicial debería plantearse que muchas mujeres consideran que con esa sentencia sus derechos y libertades han "retrocedido".

Ha dicho también que el PSOE está dispuesto a abrir el debate en el Congreso de modificar el Código Penal con el fin de "acotar mucho más los tipos vinculados con agresiones sexuales" y a reformar la ley del CGPJ para mejorar la formación de los jueces, una cuestión que ya estaba incluida en el Pacto contra la Violencia Machista, ha recordado. EFE

Podemos dice que lo "escandaloso" es el fallo

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha sostenido por otro lado que lo "escandaloso" de la sentencia es el fallo, que dicta que no hubo intimidación ni violencia, y ha llamado a "no apartar el foco" de eso, para ponerlo sobre el magistrado autor del voto particular favorable a la absolución de los cinco acusados.

"Creo que es fundamental no apartar el foco del elemento fundamental. Nosotros no vamos a entrar en ningún cambio de foco", ha dicho Iglesias, tras señalar que "hay algunos que quieren poner el foco en la dureza del Código Penal", en alusión al PP, "o en determinados jueces", en referencia al ministro de Justicia, Rafael Catalá, y al PSOE.

Ha defendido que "hace falta una judicatura comprometida con una perspectiva de género y con la defensa de los derechos de las mujeres" y ha hecho hincapié en que el fallo es una "vergüenza", porque "parece que se dijera a las mujeres que si no se juegan la vida no las están violando".

A su juicio, ese es el "elemento fundamental que ha indignado al conjunto de ciudadanos españoles" y lo que "coloca a las mujeres en una situación de indefensión".

Sobre el respaldo del PSOE al ministro Catalá en sus afirmaciones sobre que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) debería haber actuado contra el magistrado Ricardo Javier González, ha recordado que Catalá está "reprobado varias veces" y que se han "escuchado conversaciones al teléfono de Catalá decidiendo qué jueces y fiscales había que poner para proteger a presuntos delincuentes y corruptos del PP". "Catalá tendría que haber dimitido hace mucho tiempo; si el PSOE le apoya, pregúntenles a ellos", ha emplazado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios