España

Iglesias no concibe que pueda acabar en el banquillo por el caso Dina

  • El vicepresidente segundo niega haber recibido información privilegiada de la Fiscalía y se declara respaldado por Sánchez

  • La oposición le urge a dar explicaciones sobre su "oscura" actuación en el robo del móvil de su ex asesora 

Los vicepresidentes del Gobierno, Carmen Calvo (i) y Pablo Iglesias conversan durante la firma del "Acuerdo por la reactivación económica y el empleo" en el Palacio de la Moncloa este viernes. Los vicepresidentes del Gobierno, Carmen Calvo (i) y Pablo Iglesias conversan durante la firma del "Acuerdo por la reactivación económica y el empleo" en el Palacio de la Moncloa este viernes.

Los vicepresidentes del Gobierno, Carmen Calvo (i) y Pablo Iglesias conversan durante la firma del "Acuerdo por la reactivación económica y el empleo" en el Palacio de la Moncloa este viernes. / Chema Moya (EFE)

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha advertido este viernes de que no dimitirá por el caso Dina, del que asegura ser una víctima, no un culpable, y ha afirmado que cuenta con el respaldo de Pedro Sánchez ante lo que considera un nuevo intento de debilitar al Gobierno de coalición.

En una entrevista en RNE, ha negado que Podemos esté tratando de sacar ventaja política del caso del robo del móvil a la exasesora de Podemos Dina Bousselham, que responde, según ha dicho, a una "trama mafiosa" de las "cloacas del Estado" para sacar a Podemos del Gobierno.

El vicepresidente segundo, que ha negado haber recibido información privilegiada de los fiscales, asegura ser perjudicado en este caso, que investiga el robo del móvil de su ex asesora en 2015, en contra del criterio del juez que le retiró esa condición en el proceso.

Ha explicado, además, que en ese móvil había imágenes íntimas de Dina Bousselham y que no le entregó la tarjeta de memoria a su exasesora para "no someterla a más presión", a lo que ha añadido que cuando empezó a ver publicados algunos de los contenidos fue cuando se la entregó.

Preguntado sobre si cuenta con el respaldo de Sánchez, ha respondido: "solo faltaría".

Según Iglesias, hay una estructura policial y mediática dedicada a desprestigiar a determinados políticos, que lleva años tratando de perjudicar a su partido y que ahora intenta acabar con la coalición.

"Quieren sacar a Unidas Podemos del Gobierno creando un ambiente como el que estamos viendo", ha señalado y ha insistido en ser uno de los perjudicados.

Todos a dar la cara

Por eso, no concibe la posibilidad de ser imputado: "Sería el mundo al revés", ha recalcado Iglesias, para quien "aquí el peligro es que algunos crean que se pueden ir de rositas".

En cualquier caso, se ha mostrado dispuesto a dar explicaciones en el Congreso en una comisión de investigación, como piden algunos partidos de la oposición, pero solo si se abordan las "cloacas" que, según ha dicho, todavía existen, aunque con una dimensión más mediática que policial.

"Vamos a dar la cara todos", ha destacado al afirmar que en esa comisión también tendrían que comparecer el ex presidente del Gobierno Mariano Rajoy, la ex vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y el ex comisario José Villarejo, entre otros.

Que "la derecha y ultradrecha haga todas las preguntas que quieran, pero el resto de los diputados también podrán hacer comparecer a quien consideren (...). La semana que viene si quieren", ha subrayado.

Durante la entrevista, Iglesias ha descartado que la ex asesora sea las responsable de la filtración a los medios de comunicación del contenido de su móvil y ha negado también haber recibido información privilegiada del fiscal Ignacio Stampa.

La oposición exige explicaciones

La vicesecretaria de Política Social del PP, Cuca Gamarra, ha exigido este viernes más explicaciones a Iglesias sobre el “chivatazo” de la Fiscalía. Además, se ha preguntado si es “muy habitual” en las políticas feministas de conciliación y de apoyo a la mujer trabajadora que “tu jefe se quede con una tarjeta de memoria en tu dispositivo móvil”.

El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, ha replicado por su parte al vicepresidente del Gobierno que debería ser él quien voluntariamente pidiera comparecer en la Cámara Baja para aclarar su actuación en el caso Dina, que tachó de “oscura”.

Desde Vox, la secretaria general del grupo parlamentario en el Congreso, Macarena Olona, ha tachado de "cortina de humo” la propuesta de Iglesias de crear una comisión en el Congreso que investigue las conexiones de lo que llama las “cloacas” de Interior y le ha instado a comparecer ante la Justicia para explicar el caso Dina en vez de “engañar” con “fuegos de artificio”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios