España

Montero e Iglesias, al lado de sus mellizos prematuros

  • La portavoz de Podemos dio a luz ayer a los seis meses, y ahora confía en la sanidad pública para que sus hijos "salgan adelante"

Pablo Iglesias e Irene Montero. Pablo Iglesias e Irene Montero.

Pablo Iglesias e Irene Montero. / EFE

Comentarios 3

"Queremos dar las gracias a los profesionales de la sanidad pública que atienden a Irene y a los dos pequeños que han nacido mucho antes de lo esperado. Esperamos que salgan adelante". Pablo Iglesias e Irene Montero, el secretario general y la portavoz parlamentaria de Podemos, fueron padres ayer de sus mellizos, Leo y Manuel, que han nacido prematuramente tras seis meses de gestación. A través de este post en Facebook, firmado por ambos, comunicaron la noticia y agradecieron su trabajo a los médicos y demás profesional sanitario que los están tratando.

Irene Montero, de 30 años, dio a luz ayer por la mañana de manera prematura a sus dos hijos mellizos en el hospital público madrileño de La Paz. El parto tuvo lugar alrededor de las nueve de la mañana y, según han informado desde el partido, los dos bebés se encuentran en observación mientras la madre está bien.

Iglesias y Montero anunciaron el embarazo durante las vacaciones de Semana Santa, a través de sendos mensajes que publicaron en las redes sociales. "Pablo y yo hemos emprendido un camino que en los próximos meses revolverá nuestras emociones, transformará mi cuerpo y llenará nuestras vidas de belleza y algunas noches sin dormir", afirmó la portavoz parlamentaria. En aquel momento, Montero comunicó que esperaba mellizos, que ya estaba embarazada de 13 semanas, y que el nacimiento se preveía entre septiembre y octubre.

Poco después, la pareja estuvo en el centro de la polémica por la compra de un lujoso chalé a las afueras de Madrid. "No pensábamos que tener a nuestros hijos en un contexto más tranquilo iba a generar este debate", dijo entonces Iglesias, de 39 años.

Aparte del chalé en La Navata, tasado en 660.000 euros y con 2.000 metros cuadrados de parcela, Irene ha tenido otro disgusto durante su embarazo, éste más reciente: la muerte de su padre, Clemente Montero, el 11 de junio. Todo ello ha provocado que lo que tenía que ser una dulce espera haya sido menos dulce.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios