Starlink ¿Qué fueron las luces que se vieron en Sevilla anoche?

España

Londres estudia acciones legales "sin precendentes" contra España

  • Baraja presentarlas ante los tribunales europeos. Cree que los controles responden a una "motivación política". Picardo invita a Margallo a llevar el contencioso a los foros internacionales

El Gobierno británico anunció ayer que estudia emprender acciones legales “sin precedentes” contra España por la persistencia de los intensos controles en la frontera con Gibraltar. 

Un portavoz de Downing Street (residencia y despacho oficial del primer ministro británico) indicó ayer que la medida legal contra España se presentaría en tribunales europeos, a causa de unos registros fronterizos que considera “totalmente desproporcionados” y causados por una “motivación política”. El primer ministro del Reino Unido, David Cameron, “se siente decepcionado de que España no haya retirado los controles fronterizos adicionales este fin de semana” en su frontera con el territorio británico de Gibraltar y “estamos considerando qué acciones legales son posibles”, apuntó el portavoz de Downing Street. 

Londres había dado casi por zanjada la crisis después de la conversación telefónica mantenida el pasado día 7 entre Cameron y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, a iniciativa británica y destinada a rebajar la tensión de las últimas semanas. A su término, Downing Street aseguró que Rajoy se había comprometido a “reducir las medidas” en la frontera de Gibraltar, si bien la versión del Gobierno español no aludió a ese punto en la llamada telefónica. Este fin de semana los registros siguieron en vigor, lo que causó esperas a los vehículos de más de dos horas a última hora del domingo. 

La judicialización del conflicto de Gibraltar entre el Reino Unido y España sería “un paso sin precedentes, así que queremos estudiarlo con cuidado antes de tomar una decisión”, admitió ayer el portavoz del primer ministro británico, sin precisar en qué foros se presentarían las medidas legales. “Si elegimos esta ruta, con seguridad presionaremos a la Unión Europea para que se ocupe de este caso como asunto de urgencia”, apuntó el portavoz. 

Previamente el Gobierno de Gibraltar había advertido de que podría llevar su disputa fronteriza con España ante cortes europeas, como el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

 

Asimismo, el Gobierno de Gibraltar celebró ayer que el ministro de Exteriores español esté barajando llevar el contencioso a los tribunales internacionales. El ministro principal del Peñón, Fabian Picardo, urgió a España a referir a los tribunales internacionales pertinentes los asuntos relacionados con los límites de las aguas territoriales y la cuestión de la aplicación “del derecho inalienable a la autodeterminación” de Gibraltar. “El Gobierno celebra que García Margallo parezca haberse dado cuenta por fin de que esta es la manera racional y civilizada de resolver los conflictos. Sin duda, es preferible a las medidas ilegítimas y desproporcionadas tomadas en la frontera en las últimas semanas, las cuales han convertido a miles de personas inocentes en víctimas de la presión política injustificada”, indicaron.

 

El Gobierno gibraltareño dijo no sorprende por los informes de que España coordinará sus pretensiones respecto a Gibraltar con las de Argentina sobre las Islas Malvinas. “Esto ha sido el caso de facto desde hace ya algún tiempo, en particular en los seminarios sobre descolonización de la ONU, en los que España y Argentina han tratado de manera conjunta de establecer una nueva doctrina a su medida mediante la cual la autodeterminación no sería aplicable a los territorios sobre los que existe una disputa de soberanía. Sin embargo, esta declaración explícita de una renovada complicidad con Argentina ayuda a ilustrar de manera más pública algo que ya estaba sucediendo entre bastidores”, dijeron desde el Peñón.

 

Picardo, que ya se encuentra de vuelta en Gibraltar, manifestó: “El desafío español que hemos presenciado en la última semana es contraproducente. Casi no tiene precedentes, con excepción de los paralelismos de los años 50 y 60. Lo importante es que hemos sido muy firmes. Lo correcto es que respondamos a las acciones y no a las amenazas vacías, y también que el pueblo de Gibraltar mantenga la calma frente a la presión ejercida. En particular, todos deberíamos seguir considerando a los trabajadores españoles, a los turistas y demás visitantes a nuestra tierra como huéspedes y compañeros europeos, a pesar de los intentos por evitarlo pro

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios