Planes Todas las actividades que podrás hacer en la Noche en Blanco y sus precios

España

Mayor Oreja, un conservador de larga trayectoria

  • No todo el mundo en el PP estaba conforme con que fuera la cabeza de lista, preferían a alguien más joven, pero los resultados demuestran que Rajoy no se equivocó.

Ha ganado las elecciones. No todo el mundo en el PP estaba conforme con que fuera la cabeza de lista, preferían una cara más joven que representara los nuevos tiempos, que mirara hacia el futuro; pero los resultados demuestran que Rajoy no se equivocó cuando decidió señalarlo como su favorito para estar en lo alto de la lista: los votantes del PP han estado conformes con su biografía, sus mensajes y su ideología, claramente conservadora.

A punto de cumplir 58 años, Jaime Mayor Oreja, como él mismo ha reconocido, es un 'elefante' del ala más conservadora del Partido Popular. Ha sido diputado en varias legislaturas, parlamentario vasco, ministro de Interior, candidato a Lehendakari y desde 2004 prteside el grupo del PP en el Parlamento Europeo, un puesto que ha revalidado en estas elecciones, esta vez con una mayor victoria de su grupo sobre los socialistas.

Ingeniero agrónomo de profesión, apenas ejerció su carrera, llevado por su vocación política. En su trayectoria siempre se ha puesto el acento en sus fuertes convicciones religiosas, y a su defensa de los valores y principios del humanismo cristiano. Esas convicciones han sido objeto de duras críticas en la campaña electoral, pero el resultado indica que la estrategia socialista de descalificar a Mayor Oreja por su conservadurismo pinchó en hueso.

Nació en 1951 en San Sebastian y siempre estuvo ligado a la derecha cristiana, primero con la UCD y más tarde desde el PP. Su vida política estuvo vinculada al País Vasco donde salió elegido como parlamentario autonómico en 1980 y donde tuvo varios cargos de relevancia, entre ellos Delegado del Gobierno en una época de gran dureza etarra, con atentados practicamente todas las semanas y balances anuales de decenas de muertos..

Su oportunidad para dar el salto a la política nacional le llegó de mano de Jose María Aznar, que tras la victoria del PP en 1996 le ofreció encargarse del Ministerio del Interior, departamento que dirigió hasta 2001 con un buen balance por parte de los ciudadanos aunque tuvo que hacer frente a fuertes embates de ETA.

Uno de sus mayores éxitos fue la liberación del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, mientras que la parte negativa la puso no poder evitar el secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco y la tregua declarada por la banda terrorista y que no dudó en calificar como "tregua-trampa". Se criticaron con dureza sus palabras, pero el tiempo una vez más le dio la razón, como pronto comprobó José María Aznar, que ordenó a los que negociaban con ETA que no acudieran a la segunda reunión porque ya en la primera se hizo evidente que los terroristas solo querían negociar sus habituales exigencias territoriales e independentistas... como había advertido Jaime Mayor, uno de los mejores amigos de José María Aznar, con quien siempre ha compartido vacaciones familiares durante el verano.

En 2001, Aznar le pidió que se presentara como candidato a lehendakari y dejara el ministerio de Interior, lo que aceptó Jaime Mayor disciplinadamente. Una vez designado candidato propició un acuerdo con los socialistas vascos que entonces dirigía Nicolás Redondo con el fin de desbancar del poder al PNV, algo que no consiguieron.

Tras la reafirmación de los nacionalistas en el gobierno autonómico y varios años en el parlamento regional, abandonó la política vasca para encabezar la lista del PP para el Parlamento Europeo en las elecciones de 2004, celebradas en junio de ese año y en las que los populares tuvieron buenos resultados, aunque no consiguieron ganar al PSOE.

Ahora el PP mantiene su apuesta por este hombre con más de 30 años de carrera política a sus espaldas aunque su líder actual, Mariano Rajoy, no tenía muy clara su candidatura. Pero su seriedad y fidelidad a los valores de siempre han sido su principal garantía para que Rajoy le ofreciera esta nueva oportunidad de renovar su acta de eurodiputado. Con una responsabilidad añadida: que -esta vez sí- ganara las elecciones a los socialistas de Rodríguez Zapatero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios