España

El PP ve riesgo de endogamia en la propuesta de Casado de dejar a los jueces elegir el CGPJ

  • El líder popular registra en el Senado una enmienda que se retrotrae a principios de los ochenta.

  • Doce vocales serían elegidos con voto secreto directamente por los magistrados.

  • Las Cortes sólo seleccionarían a los ocho restantes.

Los miembros de la nueva ejecutiva del PP, con Pablo Casado a la cabeza. Los miembros de la nueva ejecutiva  del PP, con Pablo Casado a la cabeza.

Los miembros de la nueva ejecutiva del PP, con Pablo Casado a la cabeza. / EFE

Comentarios 3

Cargos del PP han expresado sus recelos ante la propuesta anunciada por Pablo Casado y registrada en el Senado para cambiar el sistema de elección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) dejando a los jueces la designación de doce de sus 20 vocales. En concreto, alertan del riesgo de "endogamia" y de "corporativismo" por parte de los carrera judicial y de falta de control por parte de las Cortes Generales.

En concreto, la propuesta lanzada por Casado, plasmada en una enmienda registrada en el Senado aprovechando la tramitación de una reforma de la Ley del Poder Judicial, vuelve al sistema que se intentó a principios de los ochenta para que los doce vocales de extracción judicial sean elegidos directamente por los jueces, mediante un procedimiento de voto secreto, limitando el papel de las Cortes a votar los ocho vocales restantes, que son juristas propuestos por los grupos.

Ante sus diputados, el propio Casado apostó este martes por "volver" al "modelo original" de elección del CGPJ. Ese sistema fue modificado en 1985 con el Gobierno socialista de Felipe González, definiendo el actual papel de los partidos políticos en los nombramientos.

"Una forma de despolitiza"

Los defensores de recuperar este modelo de 1980 alegan que, en medio de la crisis en el mundo judicial tras la renuncia de Manuel Marchena a presidir el CGPJ y la decisión del PP de romper el pacto con el Ejecutivo para renovar ese órgano, este paso de Casado puede ser "una salida", máxime cuando se acusa a los partidos de "politización" de la Justicia.

En este sentido, estas fuentes sostienen que hay que dar "una oportunidad" a esa fórmula de designación del Consejo que recoge la "lectura literal" que concibieron los padres de la Constitución y trasladaron a la primera redacción de la Ley Orgánica del Poder Judicial. "Aquel sistema no fracasó, sino que el PSOE de Felipe González decidió cambiarlo para que entrasen jueces progresistas", puntualiza un veterano parlamentario 'popular'.

Además, recuerdan que este sistema formó parte del pacto firmado entre PP y Ciudadanos en agosto de 2016 para que el partido de Albert Rivera prestara sus 32 votos a la investidura de Mariano Rajoy. "Impulsar, desde el necesario consenso parlamentario, la reforma del régimen de elección de los vocales del CGPJ para que los doce de procedencia judicial sean elegidos directamente por los jueces y magistrados", decía literalmente aquel acuerdo. Precisamente, Cs también registró este martes en el Senado una enmienda en ese mismo sentido a la reforma de la Ley del Poder Judicial.

"Las asociaciones se convierten en partidos"

Sin embargo, otras fuentes del PP expresan sus reticencias ante esta nueva propuesta de Casado de dejar a los jueces la elección del CGPJ y la describen como una "endogamia completa". "Se corre el riesgo de que las asociaciones judiciales se conviertan en partidos políticos", avisa un dirigente del PP.

Así, estas fuentes alertan de una posible "sindicalización" de las asociaciones y creen que Casado se está "equivocando" al apostar por un sistema "gremial y corporativista". Además, defienden la constitucionalidad del sistema vigente y rechazan que sea un "cambalache entre partidos políticos".

"¿Y con ese cambio, quién controla al Consejo General del Poder Judicial?", se pregunta otro parlamentario del PP, que apela al derecho comparado para recordar que el sistema vigente con intervención de las Cortes es el que más se parece a los países europeos de nuestro entorno.

Otro de los argumentos de los detractores de la iniciativa de Casado es el descontrol que, a su entender, puede acarrear una modificación como la que propone Casado cuando hay "unos tres mil jueces no asociados, más del 50 por ciento".

Un destacado exdirigente del PP avisa de que el principal problema de Casado en este momento es de argumentación porque alcanzó un acuerdo con el Gobierno de Pedro Sánchez para renovar el CGPJ y "a las 24 horas apela a un sistema contrario porque es mejor".

Difícil que prospere la enmienda

Con su mayoría absoluta, el PP se asegura que el Senado apruebe la introducción de esta enmienda a la Ley Orgánica del Poder Judicial, pero luego tendrá de ser votada en el Pleno del Congreso, donde necesitará al menos la mayoría simple para salir adelante y llegar al Boletín Oficial del Estado (BOE). Eso sí, lo que apruebe la Cámara Alta no puede ser negociado después en el Congreso, donde sólo cabe aprobarlo o rechazarlo.

El propio Casado admitió este martes que es difícil que se apruebe la actual situación y en vísperas de elecciones. Sin embargo, anunció que el PP llevará a la Convención Nacional que el partido celebrará en enero un apartado específico para "fortalecer el Poder Judicial" que quiere estudiar con los "mejores expertos del país".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios