CGPJ

La asociación judicial Francisco de Vitoria insta a "despolitizar" la elección del CGPJ

  • La designación de Manuel Marchena como presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial ha generado controversia desde el principio, un problema que ha se ha zanjado con la renuncia del magistrarado a ser considerado entre los candidatos

Mnauel Marchena Gómez Mnauel Marchena Gómez

Mnauel Marchena Gómez / EFE

La polémica que envolvió su posible designación por el modo en el que se llegó a proponer al magistrado ha hecho que Manuel Marchena Gómez publique un comunicado en el que, además de expresar su "decidida voluntad de no ser incluido entre los candidatos al puesto de presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial" ha realizado una serie de precisiones. 

El magistrado, que es presidente de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, ha afirmado que nunca ha concebido el ejercicio de la función jurisdiccional como un "instrumento al servicio de una u otra opción política para controlar el desenlace de un proceso penal". Marchena Gómez ha recordado que a lo largo de su trayectoria ha tenido la independencia "como presupuesto de legitimidad de cualquier decisión jurisdiccional" y para ello invita a examinar las resoluciones dicatadas durante los años como magistrado del Supremo.

Esta decisión ha sido acogida por la Asociación Judicial Francisco de Vitoria (AJFV), que había recurrido esta designación al Supremo, con "satisfacción y esperanza". "Es un gesto de dignidad personal y profesional que le honra", añade la nota de la AJFV.

La asociación judicial ha mostrado, además su rechazo "al viciado sistema de elección de vocales por parte de los partidos políticos". La Asociación Judicial Francisco de Vitoria afirma, además, que "negociar los vocales de manera indecorosa entre los principales partidos no contribuye a generar confianza en la justicia, tan necesaria en democracia".

Otra de las asociaciones de jueces, el Foro Judicial Independiente ha señalado que la renuncia de Marchena es una muestra de que "el grave problema del Poder Judicial no son las personas, sino el sistema. A partir de una decisión que dignifica la función judicial y la categoría personal de quien la toma, se revela un sistema que no puede sostenerse", indica el comunicado del Foro.

El Foro explica que no es de recibo que los vocales del CGPJ "consientan en ser adscritos  a un sector conservador o progresista porque, inevitablemente, las decisiones que tomen siempre se enjuiciarán desde esta perspectiva". La asociación aboga porque los jueces no sean "cómplices en este sistema".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios