España

Puigdemont pedirá hoy a Rajoy "comprensión" con su plan de ruptura

  • El presidente en funciones le dirá al jefe del 'Govern' que debe perder toda esperanza de que prospere el proyecto soberanista

Comentarios 1

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, afirmó ayer que, en la reunión que mantendrán hoy en La Moncloa, espera del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, "comprensión" hacia el proyecto soberanista porque es "una demanda de Cataluña".

En la víspera de su primer encuentro a solas con Rajoy, Puigdemont recalcó que el planteamiento soberanista "no lo hace un partido o una institución", sino que tiene detrás suyo "un movimiento ciudadano muy transversal", con el apoyo del Govern, las diputaciones y buena parte de los ayuntamientos catalanes, que exhibe "sintonía sobre el proyecto de país". "No quiero pensar que las demandas catalanas saldrán de vacío", señaló Puigdemont, que se declaró convencido de que la actitud que mostrará Rajoy será de "amabilidad y corrección".

Y poco más. El jefe del Gobierno escuchará los planteamientos de Puigdemont sobre la apuesta soberanista, pero le transmitirá que debe perder la más mínima esperanza de que le permita llevarla adelante.

Aunque la Generalitat pretendía fijar una serie de asuntos sobre los que hablar, el Gobierno central impuso que se concretara sin un orden del día cerrado.

Rajoy, según aseguraron fuentes del Gobierno a Efe, no hará cesión alguna ante la hoja de ruta pactada por Junts pel Sí, ERC y la CUP. "En este asunto no puede haber ningún acuerdo", recalcaron estas fuentes, que garantizaron que el presidente defenderá en todo momento la unidad de España, la soberanía nacional y la igualdad entre españoles vivan donde vivan.

El presidente de la Generalitat explicó ayer por su parte que sus dos grandes retos para esta legislatura son situar Cataluña "a las puertas del Estado propio" y "revertir los recortes" en políticas sociales, siempre y cuando pueda aprobar los presupuestos para este año.

En la presentación del plan para esta legislatura, aprobado ayer por el Ejecutivo catalán y que prevé impulsar 45 leyes en 15 meses, Puigdemont señaló que para hacer realidad esos objetivos son necesarios "unos presupuestos que permitan implementarlo en su totalidad".

Según el president, el Govern "prioriza las políticas sociales, pese al ahogo económico y financiero y las amenazas de nuevos recortes que anuncia el Gobierno español", y hace "compatible la atención a las personas con la creación de estructuras de Estado".

Puigdemont se mostró "optimista" sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo con la CUP sobre los presupuestos y subrayó que se propone "blindar las políticas sociales" en 20 ámbitos de actuación, frente a lo que calificó de "amenazas" del Gobierno central, que "ataca", dijo, el Estado del bienestar en Cataluña impugnando medidas como el decreto de pobreza energética.

El diputado de la CUP Albert Botran celebró la intención del Govern de "revertir los recortes" en políticas sociales, pero le reclamó unos Presupuestos "desobedientes" para contrarrestar el "estrecho margen de las imposiciones del Estado".

La portavoz del PSC en el Parlament, Eva Granados, cuestionó a su vez que Puigdemont revierta los recortes del Govern de los últimos años, y le acusó de "insensible socialmente" porque "ha eliminado del debate político" leyes como la renta garantizada, al tiempo que preguntaba al presidente cómo piensa revertir los recortes si aún no ha presentado los Presupuestos de este año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios