Acto en Oviedo

Sánchez dice que su Gobierno no es un "accidente" y se fija 2030 como horizonte

  • El jefe del Ejecutivo se comprometie a continuar su labor con "coherencia, diálogo, realismo y ambición"

  • Recalca que todas sus actuaciones seguirán regidas por el principio de "usticia social".

Pedro Sánchez, durante su primer acto público del PSOE desde que accedió a la jefatura del Ejecutivo ayer en Oviedo. Pedro Sánchez, durante su primer acto público del PSOE desde que accedió a la jefatura del Ejecutivo ayer en Oviedo.

Pedro Sánchez, durante su primer acto público del PSOE desde que accedió a la jefatura del Ejecutivo ayer en Oviedo.

Comentarios 10

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró este domingo que el crecimiento económico de España seguirá siendo robusto y que su Ejecutivo no es un mero "accidente", sino que en esta legislatura va a sentar las bases para "la gran transformación" que exige España hasta el año 2030.

Sánchez lanzó este mensaje en el acto del PSOE que presidió en Oviedo coincidiendo con sus primeros cien días en el Gobierno y que ha sido el primero de partido al que acude desde que accedió al Palacio de la Moncloa.

El jefe del Ejecutivo se comprometidó a continuar su labor con "coherencia, diálogo, realismo y ambición" y recalcó que todas sus actuaciones seguirán regidas por el principio de "justicia social".

Sánchez asumió que mucha gente quiera que se haga todo lo que está pendiente en dos años, pero reconoció que no tiene mayoría suficiente para adoptar decisiones como la derogación de la reforma laboral y aprobar un nuevo modelo de financiación.

No obstante, sí dijo que hay mayoría para eliminar muchos de los aspectos más lesivos de la reforma laboral y para mejorar la financiación autonómica.

A renglón seguido es cuando se dirigió a los que dicen que su Gobierno es un "accidente" y que los conservadores volverán a gobernar tras las próximas elecciones.

"Les digo -explicó- que en esta legislatura lo que vamos a hacer es sentar las bases de la gran transformación que necesita y exige España hasta el año 2030". "Nuestro objetivo -agregó- es la justicia social, y nuestro horizonte el 2030".

Para esa transformación citó cinco ejes: educación, empleo, sanidad, medio ambiente y pensiones.

Respecto a este último eje afirmó  que su Gobierno debe dedicarse a resolver el "agujero" que ha dejado el Ejecutivo anterior en la Seguridad Social.

"Es posible tener una Seguridad Social con superávit y unas pensiones dignas conformes al IPC, y la única formación política que lo puede garantizar es el PSOE", resaltó.

En su intervención no hubo ninguna referencia a la situación que vive Cataluña y sólo resaltó de forma general que su Gobierno está comprometido con la cohesión territorial.

Sánchez, quien pidió una movilización a su partido ante las elecciones municipales, autonómicas y europeas del próximo mes de mayo, dibujó el panorama del que cree que venía España antes de acceder al Gobierno.

Así, señaló que existía un jefe del Ejecutivo que decía que no es asunto suyo la desigualdad salarial, había una RTVE "manipuladora", recortes "indiscriminados", una "parálisis parlamentaria, y una "asociación tóxica de la corrupción con la política".

"Hace cien días, del Gobierno salió la resignación y entró la esperanza, y gracias a ello el cambio ya no es una posibilidad, sino que ha empezado a ser una realidad", agregó.

Se comprometió igualmente con políticas económicas que permitan crecer de manera robusta, momento en el que garantizó que ese tipo de crecimiento se va a mantener en los próximos meses.

También ratificó que su Ejecutivo presentará próximamente un plan de choque contra el desempleo juvenil y en los Presupuestos de 2019 se garantizará el poder adquisitivo de los pensionistas.

En su intervención hizo además un repaso de las medidas sociales que se han aprobado en poco más de tres meses, entre ellas la recuperación de la sanidad universal y que, a su juicio, es una de las mejores formas de reivindicar la Transición española.

Sánchez reiteró igualmente que revertirá los recortes en materia de educación y desarrollará una transición energética justa.

Además, sacó pecho por tener el Gobierno con más mujeres que hay en el mundo y defendió su decisión de exhumar los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos.

"Después de 40 años ya iba siendo hora de que se aprobara un real decreto ley para exhumar al dictador", recalcó entre aplausos de los más de mil asistentes al acto.

El líder del PSOE subrayó que su Gobierno está comprometido con Europa y consideró que es ahí donde tiene que resolverse el problema de la inmigración, un problema que dice afrontar con una máxima: "Política migratoria sí, con derechos humanosOviedo".

En el acto intervino también la vicesecretaria general del PSOE y portavoz en el Congreso, Adriana Lastra, a quien Sánchez agradeció que haya estado junto a él en los momentos más duros difíciles que tuvo que vivir en el partido.

Lastra acusó al PP y Ciudadanos, a los que se refeirió respectivamente como la derecha "azul y naranja", de haber alentado en los cien días de Pedro Sánchez como presidente un discurso "xenófobo y populista" y haber intentado utilizar a las víctimas de ETA

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios