Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

España

Soraya advierte a su oponente: "Las cuentas de la vieja no funcionan"

  • La ex vicepresidenta hace caso omiso de las cábalas de Casado y remarca junto a Feijóo que el voto de los compromisarios es "libre"

Soraya Sáenz de Santamaría sonríe ayer junto al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en Pontevedra. Soraya Sáenz de Santamaría sonríe ayer junto al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en Pontevedra.

Soraya Sáenz de Santamaría sonríe ayer junto al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en Pontevedra. / Salvador Sas / efe

Los números, las cábalas y los pronósticos de Pablo Casado no le valen para nada a Soraya Sáenz de Santamaría, quien le recordó ayer desde Pontevedra a su oponente en las primarias que "las cuentas de la vieja no funcionan", en referencia al congreso extraordinario del viernes y el sábado. A propósito del apoyo de María Dolores de Cospedal a Pablo Casado, la ex vicepresidenta del Gobierno dijo que cada uno de los compromisarios que votarán en el Congreso es "libre" y añadió que "nadie puede ejercer la libertad por todos los demás". Sáenz de Santamaría mantuvo ayer un encuentro con compromisarios gallegos y señaló que a pesar de los respaldos que Casado ha recibido en los últimos días, cuenta con la ilusión que le dieron los afiliados cuando, en la primera vuelta de las primarias, la votaron "mayoritariamente". "Eso me da ilusión, ganas y fortaleza democrática", añadió.

Soraya recordó que la suya ha sido una campaña "en positivo y a favor", una conducta que mantendrá hasta el Congreso porque el PP, afirmó, "siempre se ha construido sumando e integrando, y así es como yo lo voy a hacer". La candidata, acompañada en el acto por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, puso al líder gallego como ejemplo de que "integración y unidad".

Sáenz de Santamaría agregó que el PP que quiere "liderar" es un partido "que esté a la vanguardia en muchos temas", ya que considera que España "ha cambiado mucho" en los últimos 20 años y ante "problemas del siglo XXI" se deben dar "soluciones del siglo XXI". Entre estos retos, según la dirigente popular, está "hacer frente" al populismo, la cuestión demográfica o la economía relacionada con el ámbito tecnológico y climático". "Un partido reformista como el nuestro tiene que estar innovando siempre en sus políticas", destacó la dirigente popular.

Asimismo, aseveró que los populares tienen la "oportunidad" y la "responsabilidad" de echar a Pedro Sánchez del Gobierno "cuanto antes", algo que sólo podrán lograr si del congreso del PP sale un partido "unido, fuerte y ganador". Reiteró en Pontevedra que le gustaría que llegara al congreso una lista de integración "en la que estemos todos representados" porque así, dijo, "ganaremos todos". "Si lo hacemos antes del Congreso, es lo que tenemos ganado", abundó la ex vicepresidenta del Gobierno, que añadió que, en todo caso, si los compromisarios optan por ella para liderar la formación, esa integración "la haré después", porque "no le voy a preguntar a nadie a quién votó".

La candidata del PP reiteró su apuesta por la "generosidad" y la "unidad" dentro del partido, por lo que garantizó que "no dejaré a nadie tirado" si resulta ganadora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios