España

Urdangarín era un "mediador" sin conocimientos para delinquir

  • El ex duque de Palma alega que actuó sólo como "amigable componedor" en Nóos para solicitar la absolución al Supremo

Iñaki Urdangarín, durante su declaración en el juicio por Nóos el pasado 26 de febrero de 2016. Iñaki Urdangarín, durante su declaración en el juicio por Nóos el pasado 26 de febrero de 2016.

Iñaki Urdangarín, durante su declaración en el juicio por Nóos el pasado 26 de febrero de 2016. / Cati Cladera / efe

Iñaki Urdangarin pidió al Tribunal Supremo (TS) su absolución en el caso Nóos, alegando que actuó únicamente como "un mediador sin conocimientos de Derecho de Administrativo" para conseguir, con sus "contactos deportivos e institucionales", que Baleares celebrase unos foros sobre Turismo y Deporte o patrocinara "al mejor equipo del mundo de ciclismo". Partiendo de esta tesis, Urdangarín se califica a sí mismo como un "amigable componedor", según el recurso de casación, publicado ayer por El Mundo, interpuesto por su defensa contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Palma que lo condenó a seis años y tres meses de cárcel por delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos, fraude a la Administración, tráfico de influencias y dos delitos fiscales.

Asegura, además, en su recurso que actuó "con la conciencia de que todo se hacía correcta y legalmente", descargando de nuevo la responsabilidad de las contrataciones en su ex socio Diego Torres, vicepresidente de Nóos, que también solicitó la absolución al TS.

Su ex socio, Diego Torres, pide también ser exculpado y señala de nuevo a la Casa Real

Por todo ello, el ex duque de Palma entiende que la sentencia por la que fue condenado está basada en "fundamentaciones ilógicas, absurdas y que carecen de la solidez y razonabilidad legalmente necesarias" y apunta a que esa versión judicial "resulta más improbable que probable".

En el recurso presentado por Diego Torres, insiste en que todas las actividades de Nóos estaban supervisadas por la Casa Real, hasta el punto de controlar lo que hacían sus "becarios". El caso llegó al Supremo el pasado 3 de julio cuando la Fiscalía presentó su recurso reclamando aumentar la condena del marido de la infanta Cristina en un mínimo de 10 años y un máximo de 14 años de cárcel.

También pidió aumentar la pena a Diego Torres y al ex presidente balear Jaume Matas y condenar a cuatro de los absueltos de la rama valenciana del caso.

El abogado de Urdangarín, Mario Pascual Vives, afirmó que confía en que el Supremo lo absuelva de todos los delitos, pues a lo que se dedicaba era a "hacer una simbiosis entre deporte y turismo", como hace, a su juicio, el Tour de Francia. Vives explicó que ha presentado un recurso de casación muy extenso, de 248 páginas, en el que "hemos intentado trabajar lo mejor posible". En relación a que en el recurso se cite a Urdangarín como un "amigable componedor", advirtió que "no hay que sacarlo del contexto" pues se trata de "una figura jurídica" referida a "aquella persona que, cuando hay un conflicto en una familia o en una empresa se le pide que ayude a buscar un acuerdo y a evitar pleitos o confrontaciones, y es lo que hizo en un tema muy concreto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios