La crisis catalana El ‘procés’ llega al banquillo

  • Doce líderes secesionistas son juzgados desde hoy en el Supremo por organizar el 1-O y declarar unilateralmente la independencia

  • Medio millar de testigos y un gran ausente: Carles Puigdemont

El presidente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, después de recoger este lunes el premio Puñetas de Oro de parte de la Asociación de Comunicadores e Informadores Jurídicos. El presidente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, después de recoger este lunes el premio Puñetas de Oro de parte de la Asociación de Comunicadores e Informadores Jurídicos.

El presidente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, después de recoger este lunes el premio Puñetas de Oro de parte de la Asociación de Comunicadores e Informadores Jurídicos. / Eduardo Parra (EFE) (Madrid)

Comentarios 0

Un juicio que marcará la historia de la Justicia en España se dirime desde este martes  en el Tribunal Supremo, con doce líderes independentistas catalanes, nueve de ellos acusados de rebelión, en el banquillo por organizar y promover el referéndum ilegal del 1-O de 2017 y proclamar de manera unilateral la independencia. Antes de que comience el interrogatorio de los acusados, con el ex vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras a la cabeza, sus abogados reclamarán la nulidad de la causa y alegarán vulneración de derechos y falta de imparcialidad de la Guardia Civil. Esta es una pequeña guía para seguirlo.

¿POR QUÉ?

La docena de acusados se sentará este jueves en el banquillo por liderar el proceso independentista catalán y desobedecer algunos con ello numerosas resoluciones judiciales. En concreto por la aprobación de las denominadas leyes de desconexión del Estado, el acoso del 20 de septiembre de 2017 a la Conselleria de Economía, la convocatoria y celebración del referéndum ilegal del 1-O y la posterior Declaración Unilateral de Independencia, suspendida por el Tribunal Constitucional.

ACUSACIONES

Se les atribuyen los siguientes delitos: Rebelión: la Fiscalía acusa de rebelión a los nueve líderes independentistas en prisión: Junqueras (25 años), Forcadell y los Jordis (17) y el resto de ex consellers (16 años). Sedición: en contra del criterio del Ministerio Público, la Abogacía se la atribuye a esos nueve acusados y reduce su petición de penas: Junqueras (12 años), Forcadell (10), los Jordis (8) y el resto de ex consellers (11 años y medio). Desobediencia: los tres ex consellers en libertad: Vila, Mundó y Borrás (7 años). Malversación: se atribuye a todos los que formaron parte del Govern. En el caso de la acusación de la Fiscalía, la malversación agrava el delito de rebelión y no se contabilizan por separado.

¿CUÁl ES LA CLAVE?

La violencia es la base de la acusación de rebelión que hacen la Fiscalía y Vox, armada por los incidentes del 20 de septiembre frente a la Conselleria de Economía y del 1-O. Los fiscales sostienen que los acusados se sirvieron de la presión ciudadana y la “fuerza intimidatoria” de las movilizaciones para hacer “claudicar” al Estado. La Abogacía rebaja el delito a sedición al no observar violencia sino una “actitud hostil”, mientras que las defensas presumen del carácter pacífico del procés.

¿CUÁNDO?

El juicio comienza este martes a las diez de la mañana y se celebrará de martes a jueves, si bien no se descarta que el tribunal habilite más días de la semana en función de cómo transcurran las jornadas. A priori, su intención es que termine antes de las elecciones autonómicas y municipales de mayo, por lo que se extendería unos tres meses, aunque las defensas dudan mucho de que pueda ser posible.

¿QUIÉN L0S JUZGARÁ?

Manuel Marchena, presidente de la Sala de lo Penal del Supremo, será el encargado de marcar los tiempos como presidente del tribunal que enjuiciará los hechos, compuesto por otros seis magistrados: Ana María Ferrer, Andrés Martínez Arrieta, José Ramón Berdugo, Luciano Varela, Antonio del Moral y Andrés Palomo.

¿QUIÉN LOS ACUSA?

En el juicio hay tres acusaciones: la Fiscalía -que fue la que inició el procedimiento- con cuatro fiscales, uno de ellos la ex fiscal general del Estado Consuelo Madrigal; la Abogacía del Estado, dependiente del Gobierno y representada por dos de sus miembros, entre ellos la jefa del departamento penal María Seoane; y Vox, el más duro, que ejerce de acusación popular.

¿QUIÉN NO ESTARÁ?

El principal rostro del proceso soberanista catalán, Carles Puigdemont, será el gran ausente en el juicio al estar huido del país, como otros seis dirigentes independentistas: los ex consellers Antoni Comín, Lluis Puig, Meritxel Serret y Clara Ponsatí; la secretaria general de ERC, Marta Rovira; y la ex diputada de la CUP Anna Gabriel.

¿QUIÉN TESTIFICARÁ?

Más de medio millar de testigos están llamados a declarar, algunos de ellos miembros del anterior Ejecutivo como su presidente, Mariano Rajoy; su vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría; y su ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Del ámbito catalán destacan el ex president Artur Mas; el presidente del Parlament, Roger Torrent; el vicepresidente del Govern, Pere Aragonés; o la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Estarán además el lehendakari, Íñigo Urkullu, y altos mandos policiales como el mayor de los Mossos Josep Lluis Trapero (acusado en la Audiencia Nacional de rebelión) o el coordinador del dispositivo de seguridad en el 1-O, el coronel Diego Pérez de los Cobos.

¿DÓNDE SERÁ?

Será la ilustre Sala de Plenos del Alto Tribunal, sede de los actos de apertura del año judicial y donde se vieron importantes casos como el recurso de apelación a la sentencia del 23-F, la que acogerá el juicio. A diferencia de lo que suele ocurrir en cualquier juicio, los acusados podrán sentarse detrás de sus abogados si así lo desean y no en el banquillo frente al tribunal, excepto en el momento en que tengan que declarar.

¿CÓMO PUEDO SEGUIRLO?

En torno a un centenar de personas podrán entrar en la sala. Veinticuatro serán familiares (dos por cada acusado), una veintena periodistas y el resto, unos cincuenta, podrán asistir de público. Varios líderes políticos catalanes acudirán a la primera jornada del juicio, entre ellos el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y dos consellers. Para el resto de jornadas, el Supremo ha reservado dos sitios para miembros de los parlamentos catalán y vasco, y uno para el Govern. Más de 600 periodistas de 170 medios nacionales e internacionales están acreditados para seguir el juicio, que además de ser televisado se transmitirá por primera vez íntegro y en directo a través de la web del Poder Judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios