España

La corbata de Pedro Sánchez

  • El presidente del Gobierno seduce al votante de Podemos

Sánchez y Macron, el sábado en El Elíseo Sánchez y Macron, el sábado en El Elíseo

Sánchez y Macron, el sábado en El Elíseo / Efe

Pedro Sánchez se mueve por gestos. Sus 85 escaños darán para poco pero los símbolos pueden alargar su mandato en La Moncloa los dos añitos que quedan para las elecciones generales. Todo en el líder socialista está estudiado al dedillo, al milímetro. Desde la lección solidaria respecto a Italia con el Aquariuspermitiendo su desembarco en Valencia a la elección de más mujeres que hombres en el Consejo de Ministros; de la recuperación del Departamento de Igualdad a las fotos a lo JFK en el avión camino de Francia; de la exhibición en el manejo del inglés a los dos besos con Juncker; de sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos a reducir el IVA de las compresas...

Iván Redondo, el asesor que lo aupó a La Moncloa, dispondrá de un equipo imponente de estudiosos del marketing y de la imagen para que estas primeras decisiones del presidente del Gobierno vayan dirigidas a sectores de la población donde se puede rascar votos con dos cursos aún por delante. La fotogenia y la telegenia no pueden faltar en la coctelera para que salga un combinado rico en simbolismo y que ayude a menguar las críticas cuando haya que echar mano de la política de altos vuelos, con vascos, catalanes y Podemos dando guerra.

Urkullu y Sánchez hablan este lunes en La Moncloa Urkullu y Sánchez hablan este lunes en La Moncloa

Urkullu y Sánchez hablan este lunes en La Moncloa / Efe

Los consejeros no dan puntada sin hilo siquiera en la vestimenta del jefe del Ejecutivo. Para muestra, el botón de la corbata. Sánchez lució una prenda morada (la misma que Felipe VI, por cierto) en la inauguración de los Juegos Mediterráneos el pasado viernes; repitió tonalidad, imaginamos que no sería la misma, el sábado en El Elíseo cuando fue a ver a Emmanuel Macron; dos días después, este lunes, reincide en la corbata violeta al recibir al lehendakari Íñigo Urkullu en La Moncloa.

La estrategia para seducir al votante de Podemos es evidente. Morado y en botella...

El Rey, el presidente del Gobierno y Quim Torra El Rey, el presidente del Gobierno y Quim Torra

El Rey, el presidente del Gobierno y Quim Torra / Efe

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios