España

Del diálogo "sereno" de Sánchez y a la "ilegalización" de los violentos de Casado

  • El presidente del Gobierno desinflama el discurso a seis días del Consejo de Ministros de Barcelona

  • PP y Ciudadanos abogan por erradicar a los radicales y a los intolerantes

Pedro Sánchez se fotografía con un invidente en la gala del 80 aniversario de la ONCE. Pedro Sánchez se fotografía con un invidente en la gala del 80 aniversario de la ONCE.

Pedro Sánchez se fotografía con un invidente en la gala del 80 aniversario de la ONCE. / Fernando Alvarado / Efe

Cada partido sigue en sus trece y no se mueve un ápice de sus posicionamientos a menos de una semana de que el Consejo de Ministros se reúna en Barcelona con unas medidas de seguridad extraordinarias antes las amenazas de los Comités de Defensa de la República (CDR).

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recalcó que "ningún problema real de las sociedades se resuelve desde la crispación y el conflicto" y apeló al diálogo "sereno y sensato" para construir "entre todos" la cohesión de España dentro de la legalidad. Asimismo, reiteró, durante su intervención en el acto de conmemoración del 80 aniversario de la ONCE, su llamada a respetar la legalidad en Cataluña.Fue más contundente que las fuerzas de la derecha la vicesecretaria general de los socialistas, Adriana Lastra, que en Menorca englobó a PP, Ciudadanos y la "ultraderecha xenófoba" de Vox, "todos hijos políticos de Aznar", dentro de la "derecha tripartita" que "viene a fracturar la convivencia". Lastra se dirigió al ex presidente del Gobierno para decir que "si quiere volver a la política, que sea valiente, dé un paso al frente y se presente a las elecciones".

En cambio, el presidente del PP, Pablo Casado, defendió en Cáceres, donde presentó la candidatura de José Antonio Monago a la presidencia de la Junta de Extremadura, otro camino para lograr la estabilidad y exigió al Ejecutivo que aplique la ley de partidos e ilegalice a los CDR y a la organización juvenil Arran, por fomentar la "kale borroka" en Cataluña. Abundó Casado en que la ley de partidos permite ilegalizar a aquellas formaciones que "promuevan, alienten y justifiquen la violencia": "No es por sus ideas, es porque están justificando la violencia".

Igualmente, propuso que se modifique la ley de financiación de partidos para que las organizaciones que alientan la violencia no reciban fondos públicos, tampoco los "partidos políticos que tengan acusados por sedición o rebelión". También criticó que el jefe del Ejecutivo quiera reunirse con el presidente de la Generalitat. "Sánchez no se da cuenta de que no se puede dialogar con aquellos que quieren destruir tu país (...) No hay nada que dialogar con los independentistas de Cataluña. Aproveche su visita a Barcelona para decirles qué día empieza a aplicarse el 155", urgió.

Por otro lado, el portavoz de Cs en el Parlament, Carlos Carrizosa, aseveró que Sánchez "no debe estar mendigando reuniones" con Torra, sino que debe asumir las competencias de los Mossos. El dirigente de la formación naranja afirmó que "corresponde al Gobierno movilizar a Mossos si fuera necesario, y no intentar dejarle todo el marrón a las otras fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado", como la Policía Nacional y la Guardia Civil. El portavoz de Cs, recibido con pitadas y gritos en Vilafranca del Penedés (Barcelona), criticó que los "intolerantes asedien a Ciudadanos" y defendió que los CDR son una minoría que quieren asustar a los catalanes. Insistió en que no lo van a consentir y mostró su inquietud porque el Gobierno "crea que solamente con unas cartas puedan conseguir que esto pare", en referencia a las tres misivas que el Ejecutivo dirigió a principios de semana al Govern para preguntar sobre la actuación de los Mossos el pasado fin de semana ante las actuaciones de los CDR.

Mientras, la portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Lucía Martín, expresó la esperanza de la formación morada de que la próxima semana se produzca "un encuentro formal" entre los gobiernos español y catalán en Barcelona. "Es muy positivo que la tensión se rebaje y que vuelva un clima de diálogo y de normalidad institucional", dijo Martín en referencia al posible encuentro entre Sánchez y Torra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios