Precampaña del 28-A Sánchez salva los decretos con el aval del bloque de la moción

  • El Gobierno recaba el apoyo de sus socios de investidura para aprobar las seis iniciativas

  • Casado censura que haya "implorado al proetarra Otegi"

Aitor Esteban (PNV) charla en el Congreso con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Aitor Esteban (PNV) charla en el Congreso con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Aitor Esteban (PNV) charla en el Congreso con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. / Juan Carlos Hidalgo / Efe

El Gobierno de Pedro Sánchez salvó en el Congreso algunas de las medidas económicas que contemplaban los Presupuestos del Estado de 2019 y que fueron rechazados, como la recuperación del subsidio a los parados de 52 años o la equiparación de los permisos de paternidad.

A casi una semana de que arranque la campaña electoral, la Diputación Permanente del Congreso convalidó directamente y sin ser enmendados seis decretos leyes económicos que han sido apoyados por casi la totalidad de los partidos políticos, a excepción del PP, que votó en contra de todas las normas.

Los 64 diputados que componen este órgano debatieron sobre el decreto de medidas para afrontar un eventual Brexit sin acuerdo, la equiparación de los permisos de paternidad y un plan de igualdad laboral, sobre la recuperación de las subvenciones a los parados mayores de 52 años y la implantación de un registro horario, sobre el impulso al alquiler, en torno a mejoras en el sector de la estiba y sobre la inversión del superávit de autonomías y ayuntamientos.

Todos los partidos criticaron el electoralismo

La aprobación del decreto ley sobre la vivienda, que contempla que los contratos de arrendamiento se actualicen conforme al IPC y que urge a buscar un índice de precios de referencia de los alquileres en un plazo de ocho meses, se mantuvo en vilo hasta el último momento debido al sentido del voto del PNV. El grupo nacionalista vasco criticó que el contenido de la ley no haya sido negociado con su partido y no ha desvelado su apoyo hasta el final.

Este decreto también amplía la prórroga obligatoria de 3 a 5 años (o a 7 años, si el arrendador es persona jurídica) y se une a medidas sociales que incluían los PGE y que se quedaron sin aprobar al ser rechazadas las cuentas y convocarse elecciones anticipadas.

Otras medidas son un plan de igualdad laboral entre hombres y mujeres, la equiparación de los permisos de paternidad hasta las 16 semanas en tres años, la recuperación de las cuotas de la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales o la implantación de un registro horario obligatorio para las empresas de más de 50 trabajadores.

Además, el Ejecutivo debía aprobar la prórroga para permitir que entes locales y comunidades autónomas pudieran destinar su superávit de 2018 a inversiones financieramente sostenibles en este ejercicio e incluso en 2020. Durante el debate intervinieron la vicepresidenta Carmen Calvo, las ministras de Hacienda y de Trabajo, María Jesús Montero y Magdalena Valerio, y el ministro de Fomento, José Luis Ábalos.

Aunque los partidos que apoyaron al PSOE frente a la moción de censura contra Rajoy convalidaron los decretos, todos criticaron que el Ejecutivo haya traído unas leyes sin haber sido consensuadas y con las elecciones del 28 de abril como telón de fondo.

Los diputados del PP que intervinieron y votaron en contra de todos los decretos acusaron al Gobierno de Pedro Sánchez de hacer electoralismo y de utilizar las instituciones en su propio beneficio, además de que han recordado el coste económico que supondrán algunas normas.

El PNV niega un acuerdo sobre las transferencias

La portavoz del PP, Dolors Montserrat, aseveró que estos decretos serán "la semilla de la futura ruina de España", de "la próxima crisis". Desde Canarias, Pablo Casado censuró la "ambición desmedida" y la "irresponsabilidad" de Sánchez al tener que "implorar" a un "proetarra" como Arnaldo Otegi, para que le "salven sus decretos"

La portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, afirmó que el PP ha dejado de ser "un partido de Estado", ya que ha "roto" el consenso al votar en contra incluso del decreto ley de medidas sobre el Brexit. "Sabíamos que el PP era un partido antisocial", dijo.

"No hicimos a Pedro Sánchez presidente para que hiciera lo mismo que el PP", dijo Joan Baldoví (Compromís), quien emplazó a los socialistas a que promueva un nuevo sistema de financiación, algo en lo que también hizo hincapié el portavoz del PDeCAT, Jordi Xuclà, quien ha recordado que está pendiente desde 2014.

La mayoría de los decretos leyes han recibido 40 votos a favor (PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos, ERC, PDeCAT, Compromís, UPN y EH Bildu), 25 en contra (PP) y 0 abstenciones. Mientras, el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, aseguró que no ha acordado "nada" con

Sánchez sobre las competencias pendientes de transferir a Euskadi, aunque el Ejecutivo sí le trasladó su "buena voluntad" de avanzar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios