Feria de Abril

La costurera que 'salva' vidas

  • La empresa Molina ofrece frente a la Feria un servicio gratuito de arreglo de trajes de flamenca

"Me has salvado la vida". Esa es la frase que más escucha Inmaculada Gelo esta semana. Ella trabaja en el taller de arreglo exprés que la empresa de moda flamenca Molina pone a disposición gratuitamente durante la Feria en la avenida Flota de Indias. Esta caseta frente a las casetas de la calle Espartero permite que la mala suerte no arruine el traje de flamenca de ninguna mujer. "Lo que más hago son cremalleras rotas y volantes descosidos", cuenta Gelo, que lleva siete años en esta labor.

Las clientas, mayoritariamente jóvenes, entregan por unos minutos su traje a esta costurera del Cerro del Águila y esperan en bata que su preciada prenda recupere su esplendor para poder seguir luciéndola en el real. "Ha habido días de hasta 85 arreglos", revela la modista aludiendo al volumen de trabajo, que suele formar colas en su puerta a pesar de la experiencia y velocidad con la que trabaja junto a su máquina de coser y sus bobina de hilo.

Las caras de preocupación al llegar se tornan de alivio al salir. "Menos mal que han puesto esto", comenta sonriente una usuaria de Sevilla Este. Cerca, una reincidente, como la llama Inmaculada. Ha tenido que acudir dos veces al taller para recomponer su traje. "De los nuestros no viene casi ninguno", presume Gelo aludiendo a la empresa para la que lleva trabajando desde 2011. "Me gusta hacer y arreglar trajes de flamenca", sentencia mientras entrega uno negro, recoge otro fucsia y le pide a una chica con uno celeste que se cambie en el probador. El taller parece el backstage de una pasarela.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios