Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Festival de Cine Sevilla

"Interpretar tiene mucho que ver con la vibración, con lo conmovedor"

  • Sergi López promociona 'Partir', filme de Catherine Corsini en el que mantiene una relación amorosa con Kristin Scott Thomas

A pesar de que piensa que las escenas de sexo son siempre "engorrosas, incómodas", Sergi López vuelve a embarcarse en una apasionada relación en Partir, la película de la francesa Catherine Corsini que coprotagoniza junto a la británica Kristin Scott Thomas. La cinta, programada en la Sección Oficial del certamen, parte de "algo muy clásico, un triángulo entre una mujer, un marido y un amante" para describir que "el amor es una fuerza bestial que hace perder la cabeza".

El actor catalán, que ya había trabajado con Corsini en La nueva Eva, destacó ayer en su visita a Sevilla que en el rodaje habían intentado buscar "algo profundo" en los momentos de intimidad de los protagonistas, y defendió la mirada que aporta la directora al proyecto. "Además de ser mujer, siempre se ha posicionado como feminista. Y aquí reivindica a un personaje, el de ella, que en un momento determinado descubre que tiene deseo y voluntad", observa el intérprete.

López desmiente la imagen "fría" que proyecta su compañera de reparto, Kristin Scott Thomas, y asegura que "cuando actúa tiembla, es algo conmovedor. Cada vez estoy más convencido de que actuar es precisamente eso: tiene que ver con la vibración, con lo conmovedor".

Preguntado por la frecuencia en la que los cineastas recurren a él para relatos de alto voltaje sexual (Una relación privada, Mapa de los sonidos de Tokio), López se encoge de hombros y admite su desconocimiento. "Supongo que los directores me ven en un registro y me ofrecen algo parecido. Me pasó algo así cuando me ofrecieron el primer papel de malo. Había quien decía: '¡Pero si Sergi no puede matar una mosca!' Pero la historia funcionó, y luego vinieron otros personajes similares", cuenta alguien que prefiere la calidad del proyecto antes que dar con un material con el que lucirse. "Una vez hice una peli en la que el personaje estaba muy bien, pero el conjunto no funcionaba", revela sobre su trabajo.

López se considera un profesional con "mucha suerte" que nunca tuvo "un sueño concreto más que el hecho de que me pagaran por trabajar" y que cree que se ha "pasado tres pueblos" con su buena fortuna. "He trabajado con directores y actores que hacen cosas muy interesantes, gente a la que yo apenas conocía", manifiesta el actor de El laberinto del fauno.

Presencia frecuente en la filmografía francesa, López teme que la diversidad de paisajes, idiomas y costumbres del cine europeo "es un valor que puede acabar explotando", aunque tampoco le estimulan las propuestas "muy garrulas" que le llegan de Hollywood, donde apuestan por una "fórmula de la película perfecta" que "nunca funciona, porque el cine es un misterio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios