Pasarela

Robin Wright se casa por sorpresa

  • La protagonista de 'House of cards' da el 'sí quiero' al francés Clément Giraudet, ejecutivo de la firma Yves Saint Laurent

Robin Wright y Clément Giraudet, en una de sus últimas apariciones juntos Robin Wright y Clément Giraudet, en una de sus últimas apariciones juntos

Robin Wright y Clément Giraudet, en una de sus últimas apariciones juntos

La actriz Robin Wright, protagonista de House of cards, se ha casado este fin de semana en una boda tan discreta e íntima de la que apenas se sabe nada: ni el lugar, ni el diseñador del vestido de novia ni los invitados. De momento sólo ha trascendido una fotografía de la celebración. Lo que sí se sabe es que la ganadora del Globo de Oro por su interpretación de Claire Underwood en la serie de Netflix, cuya séptima y última temporada llegará el 2 de noviembre, se ha casado con el joven francés Clément Giraudet, encargado de relaciones públicas de la firma de moda Yves Saint Laurent. La pareja se conoció en el Festival de Cannes el año pasado y hace unos días disfrutaban de unos días de playa juntos en Capri. 

En Instagram se ha especulado con que el vestido blanco sencillo que lució la novia sea un modelo vintage seleccionado por Gauthier Borsarello, especialista en moda de segunda mano y la primera persona en hacer pública la única imagen del enlace. Además, en la fotografía se puede apreciar que Wright llevaba sandalias planas y una cinta en el pelo.

Giraudet y Wright han paseado este verano su amor por la costa italiana. Además, desde hace meses la pareja se ha dejado ver con los hijos de la actriz en algunos eventos públicos, como un partido de fútbol del París Saint Germain contra el Bayer de Munich. Robin Wright estuvo casada 14 años con el actor Sean Pean, con quien tuvo dos hijos: Dylan, de 26 años, y Hopper, de 24. La pareja se divorció en 2010.

La actriz, de 52 años y muy celosa siempre de su vida privada, aseguraba en una reciente entrevista que tenía la necesidad de interpretar a mujeres fuertes en la ficción. "Me siento muy feliz de interpretar estos papeles. Cada una de estas mujeres, a su manera, dan ejemplo, tienen la mente clara y su propio código ético. Son luchadoras sin importarles su físico. Me siento como si estuviera comenzando de nuevo, al principio de mi carrera. Mira, ya he llegado a mi cupo de esposas dolientes y mujeres destrozadas. Ahora me toca personificar la otra cara de la moneda". En House of cards y sin Kevin Spacey, será ella presidenta de Estados Unidos... y protagonista única.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios