Pasarela

Los duques de Sussex levantan la veda contra la prensa sensacionalista

  • Meghan demanda a un tabloide británico por publicar una carta suya privada dirigida a su padre, con el que no mantiene relación.

  • El príncipe Enrique habla en un comunicado a los medios de una "campaña de desprestigio" contra su esposa.

Enrique y Meghan, durante su viaje a Sudáfrica. Enrique y Meghan, durante su viaje a Sudáfrica.

Enrique y Meghan, durante su viaje a Sudáfrica. / Efe

Desde que Meghan Markle llegó a la familia real británica los escándalos se han sucedido uno detrás de otro, no porque la ex actriz de Suits los protagonice sino porque los tabloides ingleses tienden a sacar los temas de contexto o a agrandar las noticias. Han sido muchas las acusaciones que ha recibido la duquesa de Sussex, incluyendo aquellas que la tachan de arrogante y grosera. El nivel de acoso y desprestigio por parte de algunos medios ha llegado a un nivel tan palpable que los duques de Sussex han decidido emprender acciones legales, en concreto contra un periódico británico, aunque el asunto promete no quedarse ahí.

El príncipe Enrique ha levantado la veda contra la prensa sensacionalista precisamente estos días durante su viaje oficial a Sudáfrica con su mujer. El nieto de Isabel II la ha acusado de emprender una "campaña implacable" contra su mujer, y ha informado de la demanda interpuesta por Meghan contra The Mail on Sunday por la publicación de una carta privada.

En un amplio comunicado, Enrique de Inglaterra señala que la pareja se ha visto obligada a tomar medidas legales después de ver que la prensa ha continuado publicando "una mentira tras otra". El bufete de abogados Schillings, en representación de la duquesa, acusa al mencionado dominical de llevar a cabo una campaña contra Meghan Markle llena de mentiras e historias humillantes. El pasado febrero, el periódico publicó extractos de una carta escrita a mano por la duquesa y dirigida a su padre, Thomas Markle, con el que no tiene apenas relación y en la que, según la versión del rotativo inglés, ella hablaba de que estaba muy dolida por su actitud. El medio escogió los fragmentos que más le interesaron y publicó la carta, avivando las noticias sobre las desavenencias entre padre e hija. Fue en ese momento cuando los duques de Sussex tomaron la decisión de pasar a la acción y poner el tema en manos de sus abogados.

El príncipe Enrique dirige un discurso ante la presencia de su mujer durante el último día de su viaje oficial a Sudáfrica. El príncipe Enrique dirige un discurso ante la presencia de su mujer durante el último día de su viaje oficial a Sudáfrica.

El príncipe Enrique dirige un discurso ante la presencia de su mujer durante el último día de su viaje oficial a Sudáfrica. / Efe

Ahora, el matrimonio ha visto oportuno contar al mundo lo que está sucediendo mediante un comunicado firmado por el príncipe Enrique: "Como pareja, creemos en los medios libres y objetivos, informando honestamente. Los consideramos una piedra angular de la democracia y en el estado actual del mundo –en cualquier nivel– ahora más que nunca necesitamos medios responsables", comienza diciendo el escrito que acaba de hacerse público. "Desgraciadamente, mi esposa se ha vuelto una de las últimas víctimas de un tabloide británico que sostiene campañas en contra de individuos sin pensar en las consecuencias, una feroz campaña que ha escalado a lo largo del año pasado, en su embarazo y mientras criaba a nuestro hijo recién nacido", continúa.

La realidad es que las especulaciones negativas contra Meghan no comenzaron a raíz de su embarazo sino semanas antes de su boda con el príncipe Enrique, en mayo de 2018, cuando se empezó a rumorear que Meghan y la princesa Catalina no se llevaban bien, señalando la prensa a la entonces futura duquesa como la responsable del problema.

El príncipe Enrique teme que la historia de su madre, Lady Di, vuelva a repetirse con su esposa

En su comunicado, Enrique incluso hace referencia a la muerte de su madre, Lady Di, en un accidente de tráfico en París en 1997 y resalta que ahora puede ver que su mujer es víctima de "las mismas fuerzas poderosas" de la prensa. El príncipe admite sentir el "más profundo temor de que la historia vuelva a repetirse".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios