Familia real inglesa La duquesa de Sussex, ¿'tirana' o esposa querida?

  • La mujer de Enrique de Inglaterra reaparece en medio de la polémica por su fuerte carácter.

Meghan Markle, el lunes en los Premios de la Moda Británica. Meghan Markle, el lunes en los Premios de la Moda Británica.

Meghan Markle, el lunes en los Premios de la Moda Británica. / Gtres

El culebrón royal británico continúa. En plena vorágine con su propio padre y los medios acusándola de "tirana" y de tener demasiado carácter, una periodista especializada en la familia real inglesa, Emily Andrews, señala una posible causa a las desavenencias que parecen reinar en Buckingham desde la llegada de la duquesa de Sussex. Según su versión, el príncipe Enrique está obsesionado por proteger a su esposa de las críticas y de la persecución de la prensa. Su empeño viene a raíz de la trágica muerte de su madre, Lady Di, quien falleció en un accidente de coche en París perseguida por los paparazzi cuando él iba a cumplir tan sólo 13 años.Precisamente la noche del lunes Meghan Markle reapareció sola, sin su marido, en la gala de los Premios de la Moda Británica presumiendo de embarazo. Con un vestido negro de terciopelo que marcaba su silueta y dejaba un hombro al descubierto, la duquesa de Sussex sorprendió a todos los presentes con un discurso feminista. Con el pelo recogido, como es habitual en ella, un maquillaje sencillo y un detalle que no ha pasado inadvertido: las uñas pintadas de negro. Puede parecer un hecho sin importancia, pero muchos ya lo han interpretado como un nuevo toque de rebeldía. Y es que el protocolo de la realeza británica marca llevar pintadas las uñas siempre en tonos naturales, un aspecto que su cuñada, la duquesa de Cambridge –con la que algunas voces aseguran no se lleva nada bien–, nunca se ha saltado. Por si fuera poco Markle, a la que no se esperaba en el Royal Albert Hall de Londres y que se acarició su ya prominente tripa en varias ocasiones, pronunció un discurso de tintes feministas al hacer entrega del premio al mejor diseñador del año a Clare Waight Keller, la directora creativa de Givenchy y quien diseñó su vestido de novia: "Como todos los que están en esta sala saben, tenemos una conexión con lo que vestimos. A veces es muy personal, a veces es emocional. Pero para mí, esta conexión tiene su raíz en ser realmente capaz de entender que se trata de apoyarnos y empoderarnos unos a otros, especialmente como mujeres", afirmó.Aunque se hayan producido varias bajas de empleados de Buckigham por su causa y se haya generado una nueva tensión entre Enrique y su hermano Guillermo, al parecer Meghan de Sussex está decidida a hacer cambiar las cosas en el seno de la familia real inglesa. De momento, la pareja se mudará en enero a Windsor pero queda por ver cuál es la reacción de Isabel II ante estas salidas de tono.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios