Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Pasarela

Enfermera antes que influencer

  • Madame de Rosa, conocida celebridad de las redes sociales y jueza del extinto ‘Quiero ser’ (Mediaset), abandona la cuarentena para formar parte de la primera línea que lucha contra el coronavirus

Ángela Rozas, en la tercera planta del Hospital La Paz Ángela Rozas, en la tercera planta del Hospital La Paz

Ángela Rozas, en la tercera planta del Hospital La Paz / @madamederosa Instagram

"Esta soy yo con el famoso EPI y este es mi campo de batalla, la tercera planta de traumatología del Hospital La Paz, todos nuestros pacientes son COVID-19". Estas era las primeras palabras del primer post de Ángela Rozas Saiz, más conocida en las redes sociales como Madame de Rosa, casi una semana después de decidir abandonar su faceta como influencer para ponerse en primera línea de la batalla contra la pandemia más agresiva y peligrosa que ha conocido la humanidad. Seis días que no fueron nada fácil y en los que esta enfermera se tuvo que enfrentar a situaciones muy duras. "Aquí entraba a ayudar a un tocayo de mi padre, un amor al que no puedo abrazar para consolarle por su soledad. Por favor quedaros en casa, por favor cuidaros, sed responsables, no os quiero ver por aquí", decía en la misma entrada que obtuvo más de 130.000 ‘Me gusta’.

 

Ver esta publicación en Instagram

Espero que no me echéis demasiado de menos, me tengo que ir a ayudar a gente que lo necesita... Os quiero 3000

Una publicación compartida de Ángela Rozas Saiz (@madamederosa) el 14 Mar, 2020 a las 6:00 PDT

Con cerca de 600.000 seguidores, esta profesional sanitaria de 38 años ha demostrado hasta qué punto está comprometida con su verdadera vocación. La decisión no fue fácil y sentido temor por su familia. "He tomado la decisión porque desde la semana pasada era una idea que rondaba mi cabeza cuando vi que la cosa se ponía más seria", contó en un vídeo.

"Tuve unas horas de miedo, pero las vencí. Si hay algún adjetivo que me define es la valentía, y quiero ayudar a mis compañeros y a vosotros"

La madrileña dio el paso después de recibir el mensaje de una amiga y compañera de profesión, que le comentaba la enorme necesidad de personal sanitario. "Me sentía en la obligación moral de hacerlo. También sé que es un poco egoísta por mi parte porque sé que si lo hago, me voy a sentir bien. Tuve unas horas de miedo, pero las vencí. Si hay algún adjetivo que me define es la valentía, y quiero ayudar a mis compañeros y a vosotros@, aseguró antes de despedirse de sus fans.

 

Inquieta y emprendedora, Ángela estudió durante un año moda y patronaje, momento en el que se dio cuenta de su pasión por la moda, un terrero, el de las tendencias, en el que se mueve como pez en el agua y donde su trabajo es muy reconocido por compañeros de profesión. Nieta e hija de inmigrantes españoles en Francia, país en el que vivió y ejerció durante un tiempo su vocación sanitaria.

 

Ver esta publicación en Instagram

Hoy más Quiero Ser en @divinity_es!!! 💜

Una publicación compartida de Quiero Ser (@quierosertv) el 7 Ago, 2016 a las 9:07 PDT

La blogger, casada y madre de un niño, Romeo, obtuvo el espaldarazo como estilista de Mujeres y hombres y viceversa, espacio diario de Mediaset, grupo donde llevó a cabo su proyecto audiovisual más relevante, Quiero ser, un fashion talent (2016) de Divinity en el que ejerció como jurado junto a Cristo Báñez y Dulceida (Aida Domènech). Precisamente esta producción de Mandarina para la cadena privada fue el último como presentadora de Sara Carbonero antes de poner rumbo a Portugal con su familia.

 

"Lo que peor llevo es ver a los enfermos solitos sin el apoyo y cariño de sus familiares"

Ahora, como parte del ejército de profesionales que combarte incansablemente contra la pandemia, la estilista manda agradecimientos y relata, cuando el cuidado de sus pacientes se lo permite, su día a día en el hospital madrileño. "Esto es muy, muy duro, por la cantidad trabajo, por la escasez de material y, sobre todo, lo que peor llevo es ver a los enfermos solitos sin el apoyo y cariño de sus familiares", relató en uno de sus últimos stories, en el que también subrayó el empeño de todos soldados de la salud por cuidarles "con todo el cariño del mundo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios