Gastronomía Un pedacito de España inunda Nueva York

  • José Andrés y Albert Adrià abren 'Mercado Little Spain', un enorme espacio culinario en el centro de la ciudad de los rascacielos

LLos chefs Albert Adrià y José Andrés muestran las camisetas de su nuevo espacio culinario. LLos chefs Albert Adrià y José Andrés muestran las camisetas de su nuevo espacio culinario.

LLos chefs Albert Adrià y José Andrés muestran las camisetas de su nuevo espacio culinario. / Efe

"Un pedacito de España en Nueva York". Así definen los chefs José Andrés y Albert Adrià su gran proyecto, Mercado Little Spain, un enorme espacio culinario de más de 3.000 metros cuadrados con el que soñaban junto con Ferrán Adrià desde hace más de 30 años y que por fin abrió sus puertas el viernes.

"Hace 35 años que nos conocimos y compartimos nuestros sueños en una pequeña caravana en Cala Monjoi (Girona), y nunca nos imaginamos que estaríamos hoy aquí hablando de este sueño", cuenta Albert Adrià frente al quiosco dedicado a una de las reinas de las tapas, las patatas bravas. Y ese es sólo uno de los quince puestos de Mercado Little Spain, a los que se sumarán dos bares, tres restaurantes y dos tiendas, dedicadas en cuerpo y alma a la difusión de la tradición española y con los que se espera dar de comer a unas 5.000 personas al día.

Patas de jamón ibérico en 'Mercado Little Spain'. Patas de jamón ibérico en 'Mercado Little Spain'.

Patas de jamón ibérico en 'Mercado Little Spain'. / Efe

"(Queremos) vender España a través de su cultura" y "mostrar nuestra manera de vivir", puntualiza Adrià, que junto con José Andrés se encuentra en Nueva York para asegurarse de que marche el proyecto, ubicado en el titánico Hudson Yards.

Más de 41 millones de dólares se han invertido en Mercado Little Spain, en el que trabajarán 400 empleados para ofrecer churros, anchoas, pan con tomate, jamón ibérico, paellas, cochinillo asado, callos, empanadas, tarta de Santiago, natillas, arroz con leche y un largo etcétera de platos con los que han querido representar la gran variedad gastronómica del país. "Aquí verás a muchos cocineros españoles, de estrellas michelin y de los más populares", dice José Andrés, que destacó la importancia que también se le ha dado a la gran calidad de los productos, algunos traídos directamente desde España. Pretenden así proyectar una imagen fiel de la gastronomía del país, lejos de la percepción distorsionada que ha llegado hasta el público general en el extranjero. "Hay ciertas imágenes contra las que no puedes luchar, sean reales o las falsas", explica el chef asturiano, que regenta varios restaurantes en Washington y que destacó que la autenticidad se logra "haciendo las cosas bien, poniendo una tortilla de patata y que sea algo honesto".

El estreno de los Adrià en Estados Unidos y el de Andrés en Nueva York con Mercado Little Spain es, como indica su nombre, un homenaje al "mercado español gamberro", un lugar de encuentro que recuerda al ambiente que se creaba cuando gente de todas partes acudía para traer sus productos. "(En el mercado) es donde se ve si una comunidad y una ciudad está latiendo, y quiero que esto sea el corazón de España en Estados Unidos".

La ambición de estos reconocidos chefs va más allá de los objetivos económicos y su propósito final es que Mercado Little Spain sea un ejemplo para que otros empresarios y cocineros españoles vean que la marca España se puede exportar a otros países con éxito. "Queremos que esto sea un mensaje a todos de que hay que salir, hay que apostar por sacar a España fuera, que hay que salir sin complejos y que nosotros tenemos un gran producto en el que tenemos que creer", subraya José Andrés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios